- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La Guardia Civil consigue abatir a la última conga de Nochevieja

CONCLUYE LA OPERACIÓN TRAS 15 DÍAS DE CACERÍA

Tras una persecución de dos semanas en la que la Guardia Civil ha trabajado sin descanso siguiendo rastros frescos de cotillón, la última conga que permanecía aún activa desde Nochevieja fue finalmente abatida ayer poco antes de las diez y media de la noche, en el marco de la llamada “Operación Fin de Año”.

La operación es puesta en marcha anualmente el uno de enero con la intención de “dar por finalizada la verbena de fin de año y poder devolver a España su situación de normalidad sin jolgorios”.

En un comunicado, la benemérita ha informado que, debido a la gran envergadura y velocidad de la última conga del año, la operación se ha prolongado más de lo habitual. “El día dos de enero, más de doscientas patrullas repartidas por las principales ciudades españolas ya habían disuelto, interrumpido o dado caza a todas las congas formadas en Nochevieja excepto esta última, abatida anoche”, reza el comunicado.

Era especialmente escurridiza y ha ido creciendo día a día

Esta última conga, conocida como “La Anaconga”, ha sorprendido, pues, a los agentes por ser especialmente “escurridiza». De hecho, tras un primer encontronazo con la benemérita el pasado cuatro de enero, la conga quedó gravemente herida de un disparo y aún así ha conseguido aguantar nueve días más ocultándose en carreteras secundarias. “En nuestro primer encuentro logramos cercenarle la cola, pero la mayor parte de la conga escapó con vida dando brincos y gritando ‘feliz año nuevo’”, ha explicado el teniente Moraco, encargado del caso.

“La cola quedó ante nosotros retorciéndose en el suelo hasta que volvimos a disparar y dejó de moverse”, ha dicho.

Fruto de la colaboración con las redes sociales, al final se localizaron los últimos jirones de la Anaconga en la Sierra de Guadarrama, donde se desplazó ayer un operativo de agentes que consiguió dar con ella. Tal y como han informado, a ésta le había crecido una nueva cola completamente regenerada. “Era incluso más grande que la última vez pero, en esta ocasión, se dio orden de disparar a la cabeza”, ha explicado el teniente esta mañana.

Esta madrugada, también ha podido saberse que un grupo de artificieros de la benemérita ha acudido al Metro de Madrid para desactivar un matasuegras.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones