La llegada el pasado día de Reyes de la nueva Barbie Sirena Color Mágico ha provocado cierto revuelo en casa de los García-Rodero. La Barbie del año pasado ha ofrecido declaraciones muy duras a los medios de comunicación, acusando al nuevo fichaje de “ser una falsa que va de buen rollo pero que en el fondo es una engreída y una zorra”.

La tensión se hizo patente el pasado martes, cuando Barbie Sirena Color Mágico se probó sin permiso un vestido de la Barbie del año pasado y se quejó de que no le quedaba bien porque ella es cuatro centímetros más alta. El comentario, realizado en “petit comité”, fue filtrado por la comunidad de osos amorosos y desencadenó un enfrentamiento a gritos que tuvo que ser contenido por varias unidades de Madelmans y seis Pokémon de roca.

Mattel estudia incorporar una Barbie Inteligencia Emocional

“Las barriguitas llevamos años soportando la mirada altiva de este tipo de mujeres sometidas a los cánones del patriarcado. Ahora sabrá lo que es que te claven un tacón de aguja en el orgullo”, aseguraba una barriguita sin piernas aludiendo al enfado de su compañera.

La Barbie del año pasado ha sufrido varios episodios de depresión y estrés postraumático después de verse envuelta en una batalla de zombies y perder el pelo por culpa de la mordida de Mi Perrito Andarín FurReal Hasbro. Estos incidentes la han apartado de la primera línea, según Pocoyó Dulces Sueños Bandai, y han hecho que busque refugio en el grupo liderado por Cocolín Popó, conocido como “la guardería de losers”. La irrupción de Barbie Sirena Color Mágico viene a confirmar, pues, su decadencia.

“Yo lo que digo es que si vas con ella luego no vayas de simpático con los demás. Si te mola su rollo de hablar de cremitas y de vestiditos y de mirar por encima del hombro, luego no te quejes cuando te deje tirada”, insiste la Barbie del año pasado, que ignora que el Ken del año pasado ha salido ya un par de veces con la nueva incorporación, incapaz de resistirse a sus cantos de sirena.

Barbie Sirena Color Mágico asegura que es consciente “de la envidia que flota en el ambiente” y lamenta las quejas “de la Barbie Rencorosa”, que representan, según ella, “una vergüenza para el colectivo”.

Rafiki, el mono vidente de “El Rey León”, ha declarado que este tipo de situaciones son muy comunes en casa de los García-Rodero y obedecen a un proceso cíclico en el que “lo nuevo reemplaza a lo viejo”.

“Cuando tenga la cara llena de pintadas de bolígrafo, su cabeza haya sido recogida del inodoro dos veces y no le quede un solo cabello como a mí, entonces que venga a verme”, ha exclamado la Barbie del año pasado con el aliento oliendo a Nenuco.