- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El presidente de Mercadona abandona una reunión porque tiene que acudir a caja

"MI NEGOCIO VA BIEN PORQUE ESTOY MUY ENCIMA", ARGUMENTA

El presidente de Mercadona, Juan José Roig, tuvo que ausentarse ayer por la tarde de una importante reunión con un grupo de proveedores porque le llamaron para que acudiera a caja desde uno de sus centros en Benicarló.

«Estábamos en plena negociación, él muy concentrado exponiendo sus argumentos, cuando su móvil emitió los típicos tonos de la megafonía de un supermercado y una voz femenina le dijo que acudiera a caja, por favor. Se levantó, se disculpó y se fue», confirma uno de los asistentes al encuentro.

Un helicóptero de la marca Hacendado recogió al directivo en el mismo edificio de la madrileña Plaza de Castilla donde se encontraba y lo trasladó a este local en el que había problemas con un producto que parecía haberse agotado pero del que, sin embargo, debían quedar seis unidades por la información que figuraba en el ordenador.

«Se supone que quedaban seis botes de lejía Conejo pero no, luego no estaban en el almacén. Ahora hay que averiguar si se trata de un error informático o si esos botes existen y se han extraviado por algún motivo. Hay que estar encima de estas cosas, es mi trabajo», se excusaba Roig, que insiste en que «mi negocio va bien porque estoy muy encima».

Mercadona asegura que es «muy común» que el presidente de la empresa sea emplazado a acudir a caja para resolver conflictos, e incluso para agilizar largas colas de clientes. Por eso no se descarta que a principios de febrero, cuando Juan José Roig tenga que declarar ante el juez Pablo Ruz por la supuesta entrega de 150.000 euros al Partido Popular, «se vea obligado a atender situaciones parecidas, pues a principios de mes hay mucho movimiento en nuestros centros».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.