- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Tribunal de Estrasburgo anula la ley que obliga a comer con los suegros todos los domingos

ORDENA LA INMEDIATA LIBERACIÓN DE TODOS LOS YERNOS

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH) de Estrasburgo ha dado la razón al grupo de yernos y nueras que recurrieron hace unos meses la ley que obliga a comer con los suegros todos los domingos.

La institución ha fallado este mismo lunes que obligar a comer «según qué paellas» cada domingo, «uno tras otro, sin posibilidad siquiera de quedar con los amigos del fútbol o de salir a comer con nuestra amiga soltera” vulnera el Convenio Europeo de Derechos Humanos.

“Necesitaba llevar a mis suegros a una instancia superior porque mi mujer es incapaz de plantarles cara”, ha explicado a los medios Luis Medeiros, uno de los yernos afectados. Según explica, agotó “todos los recursos” hace tiempo y su última esperanza era Estrasburgo. “Hace diez años que paso todos los domingos a la sombra. ¿Quién me devuelve todos esos vermuts perdidos?”, ha lamentado pese a lo satisfactorio de la resolución.

Estrasburgo no tiene competencias para decidir sobre las cenas de Navidad

Puri Garcés, suegra de Luis, no ha querido extenderse en sus declaraciones pero ha asegurado que, tanto ella como su marido, acatarán la sentencia. Sin embargo, ha recordado que ambos están pendientes de que el Constitucional les confirme si están obligados o no a quedarse con los nietos cada viernes por la noche.

Por todo ello, los 17 magistrados de Estrasburgo han ordenado su puesta en libertad de forma inmediata y el pago de una indemnización de “3000 vermuts a todos los yernos y nueras que hasta ahora permanecían retenidos en contra de su voluntad”. Un portavoz del tribunal ha recordado, no obstante, que Estrasburgo carece de jurisprudencia para mediar en la organización de las comidas navideñas.

El Tribunal de Estrasburgo también ha condenado los golpecitos en la espalda de tu cuñado el Alfonso por constituir “un flagrante atentado contra la dignidad personal”