Tras la petición llevada a cabo por Emiliano “el chaquetas” González, dueño y gerente de la discoteca Aguacate’s, el comité español del Programa Hombre y Biosfera de la Unesco ha respaldado hoy la propuesta para que el reservado de dicho establecimiento de Matadepera, en Barcelona, sea declarado nueva Reserva de la Biosfera. Los sofás que lo conforman se localizan al fondo del “discopub Aguacate’s” y constituyen un “enclave esencial” en los procesos de apareamiento de la región.

Para que el reservado pueda llevar definitivamente el nombre de Reserva de la Biosfera, falta que el Estado presente la propuesta ante el Consejo Internacional de Coordinación de la Unesco en París, que podría tener lugar en la primavera del próximo año, según ha informado “el chaquetas” González. El alcalde de la localidad ha manifestado también en un comunicado su satisfacción y ha destacado el espíritu proteccionista de “el chaquetas” al preservar los sofás intactos “generación tras generación, ganando en riqueza y biodiversidad”.

“Si Matadepera fuera víctima de un desastre nuclear en el que sucumbiéramos todos, la Mari, el Jose, los dos panaderos que tenemos, todos… pues podríamos coger ese sofá y las muestras de ADN que contiene y clonar a todos y cada uno de los habitantes del pueblo”, ha explicado el alcalde, recordando no obstante que el consistorio está haciendo “todo lo posible” para evitar cualquier desastre nuclear que acabara con la vida en el pueblo.

Por su parte, “el chaquetas” ha asegurado que el reservado “no ha sido agredido jamás con agentes químicos como detergentes” con la intención de preservar su ecosistema intacto. “Es que no solo los muchachos que vienen a la discoteca, sino que yo mismo también habré dejado preñada a alguna muchacha ahí”, ha dicho, esperando que la Unesco sepa valorar “su incalculable valor sentimental y biológico”.

“El chaquetas” espera poder presentar también la candidatura para el párking y ha asegurado que “el asfalto que rodea el Aguacate’s ha visto de todo, es como una placa de petri de esas que pones en un microscopio” y ha afirmado su convencimiento de que “tú le echas una gota de Fairy al suelo del párking y se abre como el Mar Rojo”.