- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Como ocurre cada seis mil años, nace un “supercatalán”

LOS CATALANES LLEVABAN MILENIOS ESPERÁNDOLO

Levantando con los brazos en alto a un recién nacido cubierto de sangre, y al grito de “Ja el tenim aquí”, Artur Mas, presidente de la Generalitat de Catalunya, ha presentado a los periodistas al «supercatalán», definiéndolo como «aquel que había de nacer para devolver la Gloria a su pueblo».

Según ha detallado Mas con complejas explicaciones astrales, el bebé, que pesa 2,7 kilos, ha nacido a las 5:45 de esta madrugada coincidiendo con los primeros rayos del sol. Sus padres habían pensado en llamarlo «Jordi».

El equipo de gobierno de Mas ha certificado que la criatura coincide con las características del supercatalán, la figura legendaria que, según diversas profecías, nace cada seis milenios.

«Llevo toda mi vida preparándome para este momento», ha declarado Artur Mas levantando al bebé en alto una vez más y prometiendo a los catalanes que «la batalla final es inminente».

Según fuentes de la Generalitat, la profecía escrita que señala que cada seis milenios nace un supercatalán es clara y, tras diversas falsas alarmas en las que se ha llegado a adorar a bebés que, posteriormente, se ha comprobado que eran normales y corrientes, «este ha nacido en el quinto día del séptimo mes» y parece ser, definitivamente, el supercatalán.

Una vez crezca y se desarrolle por completo, será «muy, muy catalán». No obstante, tendrá que ser educado lejos de sus padres y atendido por los catalanes más importantes del momento, hasta el día en el que Jordi se vea con fuerzas de iniciar su labor de conquista por sí mismo.

«De las entrañas de su pueblo, con la luz del alba del primer día de la Nueva Era en el centro mismo de la Tierra, un niño traerá la victoria para su pueblo y la aniquilación para todos los demás», ha leído Artur Mas de un libro antiquísimo y cubierto de polvo, quedándose mirando a los periodistas y añadiendo que «ha nacido aquel que se sentará en un trono forjado con los huesos de nuestros enemigos».

Según han informado fuentes de la Generalitat, cuando el supercatalán crezca guiará a su pueblo «no solo hacia la autodeterminación sino también hacia una guerra sin cuartel en la que se aniquilará a todo humano que no sea catalán». De este modo, se convertirá en el Rey de Cataluña, Adalid de la Tempestad, Señor de la Luz y de Montserrat y devolverá a su pueblo el esplendor una vez arrebatado.

«Ya nadie recuerda cómo era el mundo cuando los catalanes dominaban la Tierra. Ahora sabrán. Ahora conocerán», ha añadido el president. «Llevábamos siglos esperándote, oh, elegido», ha susurrado al bebé, que ha contestado con un atronador «aaaaaaaaahhhh» que ha ensordecido a la sala.

«Aaaaaaahhhh», ha añadido el supercatalán momentos después.