- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un grupo de científicos descubre una nueva especie de seta «que es la hostia»

LA HAN DESCUBIERTO MIENTRAS INVESTIGABAN UNOS SAPOS

Calificándola de «la rehostia», un equipo de biólogos americano ha anunciado en la revista «Science» el reciente descubrimiento de una nueva especie de seta amazónica a la que han bautizado como «Psylocibe Kyussensis» y a la que han dedicado casi tres meses de estudio, tras los que han concluido que la seta es «muy interesante y muy potente a nivel científico».

El hallazgo, que ha sido presentado en público esta misma mañana, deja en evidencia que el Amazonas puede continuar escondiendo especies desconocidas para el hombre y que, tal y como se defiende en el artículo de la prestigiosa revista científica, pueden ser «la repolla», como es el caso.

«Ha sido un subidón descubrir algo así»

«Es una seta increíble, nunca habíamos visto nada así», ha explicado a los medios Jerry Martins, jefe de la expedición, quien reconoce que es «un subidón muy guapo» para un científico descubrir y catalogar una nueva especie. De hecho, Martins ha asegurado en la rueda de prensa que el descubrimiento ha sido el momento álgido de su carrera «aunque ahora estoy ya un poco de bajona».

La nueva especie fue localizada en una zona boscosa del Amazonas mientras el equipo de biólogos estudiaba el comportamiento de unos sapos amazónicos «que en principio son nuestra área de interés». Sin embargo, los investigadores, movidos por su insaciable curiosidad científica, se fijaron en una seta que nunca habían visto antes y que, tras tantos meses de estudio, se ha confirmado que es «pfffff genial», en palabras del científico durante la presentación.

«O sea, no sé, la seta está guay, la verdad. Y la vida a veces te depara estas cosas que no sabes muy bien cómo… O sea, no sé, fue una sorpresa descubrirla y tener también la financiación y la aventura para ello… la jungla y tal. La seta está guay, la verdad. Al principio la vimos y no estábamos seguros de que fuera relevante pero luego dije ‘cuidao, cuidao’, y oye, que el Amazonas es muy grande… O sea, es la hostia de grande, ¿no? O sea, que hay que tener cuidado y al final sí era una seta… Una seta… o sea, una seta. Tengo sed», concluyó Martins justo antes de quedarse mirando fijamente y durante un largo rato a los periodistas, que fueron abandonando la sala de prensa poco a poco.