- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La falta de fondos obliga al Papa a cancelar las cruzadas

LOS CABALLEROS CRUZADOS VUELVEN A CASA AL FIN

Mostrando “una desolación sin par” y reconociendo el fracaso de la «Guerra Santa” tras ochocientos años de enfrentamientos, el Papa Francisco anunció ayer la cancelación de las cruzadas, las campañas militares iniciadas por el Sacro Imperio Romano en el siglo XI con el fin de restablecer el control cristiano sobre Tierra Santa.

El motivo de la cancelación del proyecto de evangelización mediante las armas se debe a que, tras ocho siglos, el Vaticano se ha quedado sin presupuesto para continuar financiando los ejércitos reunidos por los reinos cristianos de Europa en las guerras en Anatolia contra musulmanes, mamelucos, bereberes, eslavos paganos, cristianos ortodoxos, mongoles, prusianos y cualquier otro enemigo político del papado.

“Las cruzadas son una importante fuente de insolvencia en un contexto económico difícil y en un momento en el que es necesario predicar humildad”, declaró ayer el Papa Francisco. “Por ahora, los ejércitos del Señor deben retirarse y volver a sus casas, pero sabiendo que Dios Padre ya se encargará de blandir sobre el infiel su espada llameante de dos filos el Día del Juicio”.

Los caballeros cruzados vuelven a sus hogares y reclaman a sus esposas

Tras más de ochocientos años luchando contra los ejércitos impíos, los batallones de caballeros cruzados han empezado a regresar a sus hogares poco a poco esta misma mañana, bien mediante largas marchas a pie o bien aprovechando las modernas líneas aéreas, pese a que ya se han reportado los primeros problemas en los detectores de metales de los aeropuertos.

“Llevo ocho siglos sin quitarme la armadura y soportando un importante escozor en las ingles y ahora cancelan la campaña sin mayor explicación”, ha declarado un caballero cruzado de origen germano. “Al menos me consuela saber que mi mujer estará esperándome en casa y podré al fin abrazar a mis hijos, a los que encontraré hechos auténticos hombres después de tanto tiempo”, ha añadido, ignorando que su esposa murió hace novecientos años de una gripe y que sus hijos trabajan en La Caixa y en Zapatos La Castellana, respectivamente.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.