Diciendo a su familia que había llegado la hora de “traer la gloria a nuestra casa y a nuestra casta para que su nombre sea recordado”, Jaime Álvarez, de 52 años, anunció ayer a su mujer e hijos su intención de buscar un lema y un emblema que dejaran claro a los foráneos el carácter aguerrido de su linaje, tal y como sucede en la serie Juego de Tronos y en la colección de libros del mismo nombre.

“Somos una casa antigua y poderosa del Norte de Oviedo y, como tales, deberíamos hacer honor a nuestra tradición con un lema poderoso y un símbolo que haga palidecer a nuestros enemigos y/o vecinos”, explicó Álvarez a sus hijos, de 13 y 5 años, animándoles a sugerir lemas parecidos a “Se acerca el invierno” o “Siente mi rugido”, como los que aparecen en la serie a la que está enganchado desde hace unos meses.

“No me puedo creer que llevemos tantos años sobreviviendo como familia sin tener un eslogan amenazador”, declaró Álvarez. “¿Qué somos, campesinos?”, añadió.

“Vamos, chicos del verano, pensad” decía Álvarez a sus hijos.

Según ha podido saberse, su esposa propuso el lema “A las nueve en casa” considerando que, de ese modo, a sus hijos no se les olvidaría nunca “su obligación ancestral de estar en casa a las nueve, que es la hora de la cena”.

Álvarez presentó con orgullo a su familia un escudo en el que aparecía una suegra desollada, en rojo sobre fondo rosa, que fue rechazado tajantemente por su mujer.

El pequeño de la casa, de 5 años, propuso como lema “Mocos y pito” y una imagen de un pene, además de otras combinaciones similares que incluían los términos “caca” y “Leo Messi”.

Finalmente, tras intensas votaciones que se alargaron hasta las once de la noche, el escudo de la Casa Álvarez consiste en un conejo sobre un fondo amarillo en el que aparecen alcachofas y mejillones sobre un fondo de sofrito. “No representa nuestra garra ni nuestro honor ni nuestro poder, pero es cierto que aquí comemos mucho arroz con conejo. Yo hubiera preferido otra cosa, pero en fin, lo ha escogido mi mujer”, ha comentado esta mañana Jaime a la prensa cuando ha presentado el diseño definitivo.

Álvarez dice estar sumamente decepcionado también con el lema que sus hijos han elegido para su casa: “Quien primero lo huele, bajo el culo lo tiene”.

“Mis hijos han traído la vergüenza a su casa escogiendo un lema ignominioso y un escudo que dista mucho de la gloria que representan los emblemas de las casas nobles de Poniente”, ha comentado esta mañana el padre de familia.

“Además, lo de ‘Casa Álvarez’ suena un poco a bar de tapas y con eso tampoco había mucho que hacer”, ha lamentado con resignación.

casaalvarez