Definiéndola como “una aspiración de futuro para nuestro país”, Artur Mas ha presentado esta mañana, junto al gerente de la marca de aspiradoras iRobot, un nuevo modelo de “Roomba Catalana”.

Este electrodoméstico, que estará disponible a partir de junio y podrá adquirirse gracias a una subvención de la Generalitat, está programado para “aspirar en Cataluña todos los elementos que no ayuden a crecer a nuestro pueblo”.

El nuevo modelo de “Roomba” es, al igual que el resto de aspiradores robotizados de la marca, absolutamente independiente y puede ser programado para barrer “mientras emite discursos de Francesc Macià o reproduce el himno de ‘Els segadors'”.

Sin embargo, su característica más llamativa es que no se limitará a barrer en el ámbito doméstico: está preparado para salir del hogar “e ir difundiendo el mensaje independentista también por Europa”.

“Son capaces de salir del domicilio y del país mientras escriben consignas catalanistas en el suelo al tiempo que aspiran el polvo”, explicaba Artur Mas, quien se ha referido a los aspiradores como “mi pequeño ejército catalán de nanobots” justo antes de iniciar una maliciosa carcajada que se ha prolongado tres horas.