La cadena estadounidense Nickelodeon ha decidido suspender la emisión de la serie infantil “Bob Esponja” tras la aparición de un pelo púbico en la espalda de su protagonista.

El pelo fue identificado en una escena en la que Bob Esponja se da la vuelta y muestra claramente su dorso, pero se sospecha que llevaba más tiempo incrustado en su espalda.

Podría haber sufrido abusos

El hecho de que Bob Esponja trabaje en un establecimiento de restauración es incompatible, según la cadena de televisión, con la realización de “ciertas actividades que puedan comprometer la higiene de la serie y herir la sensibilidad de los espectadores menores de edad”, por mucho que otras esponjas normales y corrientes realicen trabajos en zonas donde el vello púbico es abundante.

El protagonista de la serie y su entorno inmediato han hecho piña y se niegan a declarar ante los medios. Tanto secretismo hace sospechar al canal que Bob Esponja aceptó trabajos externos para sacarse un sobresueldo, violando así la exclusividad de su contrato.

Otra posibilidad que se contempla es que haya sufrido algún tipo de abuso, motivo por el cual varios asistentes sociales se entrevistarán con él a puerta cerrada.

Lo que sí se ha descartado definitivamente, tras una inspección superficial de la esponja, es que el pelo púbico sea de Bob Esponja.

“Las autoridades analizarán el ADN del pelo y sabremos a quién pertenece y qué tipo de relación mantiene con Bob Esponja”, advierte Nickelodeon en un comunicado.

Todos los rumores apuntan a Patchy el pirata, pero la cadena quiere evitar juicios paralelos.