Durante la emisión ayer por la noche de una nueva entrega del programa Cuarto Milenio, su presentador, Iker Jiménez, reapareció, tras un breve corte publicitario, completamente cubierto de vísceras y un espeso líquido rojizo de aspecto similar a la sangre que le cubría la cara, las manos y parte del traje.

Jiménez, caracterizado por su peculiar actitud reposada, no hizo referencia alguna a la sangre y continuó presentando el programa con total normalidad.

En Twitter, donde miles de seguidores del programa discuten semanalmente los diversos temas esotéricos que en él se tratan, muchos se preguntaban qué podía haber ocurrido durante la pausa publicitaria en el plató de Cuatro para que el presentador reapareciese completamente cubierto de sangre. Sangre que en algún momento tuvo que limpiarse de los párpados y que no dejó de chorrearle de la melena durante los veinte minutos restantes.

“Esto es más raro que aquella vez que invitó al programa a un enorme carnero humanoide que hablaba en latín”, comentaba un usuario de la red social, contrariado por el aspecto del presentador.

En cualquier caso, Iker Jiménez continuó con el programa sin que ninguno de los colaboradores, algunos visiblemente asustados, hiciera ningún comentario sobre su aspecto ni mencionara los motivos por los que Carmen, esposa del presentador, no volvió a aparecer tras la publicidad. Después de despedir el espacio, el presentador miró a cámara y dijo: “Belzebut, acest cutit Da-puterea de vindecare prin darul lui Dumnezeu da moarte”, para luego quedarse callado unos segundos.

“Femeia care se afla înaintea mea, pentru a primi puterea de acest animal, cu umilianta va oferim în sacrificiu”, añadió justo antes de la aparición de los créditos.

[box]
Matías Prats es sorprendido a medio informativo degustando una fondue de queso

El aspecto de Iker Jiménez durante la edición de ayer de Cuarto Milenio no ha sido el único suceso extraño acontecido en un plató de televisión: durante la segunda edición del informativo de Antena 3 del pasado jueves, y tras un vídeo de minuto y medio en el que se informaba de la situación política en Venezuela, Matías Prats sorprendió a los españoles al aparecer mojando pan en una fondue de queso.

Cuando se dio cuenta de que volvía a estar en aire, el presentador se introdujo el pedazo de pan en la boca e intentó dar paso al siguiente vídeo. No obstante, antes de que le cortaran la señal, se le vio abrir la boca y escupir el queso chillando “¡Pero esto qué es, quema de la hostia!”.

matias

Antena 3 emitió un comunicado explicando que “el señor Prats, por contrato, debe tener siempre disponible una sandwichera bajo la mesa; así, si tiene hambre a medio informativo, puede prepararse un sandwich mixto”. Según informan desde la cadena, es tal el control que ejerce Matías Prats conduciendo su informativo que actualmente es capaz de prepararse fondues de queso entre vídeo y vídeo “mientras disfruta de un buen Ribera del Duero”.

“Desgraciadamente”, admiten portavoces del canal, “el ritmo de un informativo de televisión es frenético, lo que nos obliga a pasar muy por encima por los diversos temas de actualidad. Eso hace imposible abordar análisis más profundos o disfrutar de una fondue de queso, como le ocurrió al señor Prats, a quien se le había dicho que el vídeo era más largo de lo que realmente era”.

[/box]