- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Abriga a su bebé con una mantita y no puede evitar recordar que la usó para limpiarse los genitales tras un coito

SU VENGATIVO CEREBRO LE HA EMBOSCADO CON ESE RECUERDO

Tras el baño diario de su bebé, Maribel Gandía, una mujer de 38 años de Álava, ha arropado a su recién nacido con una pequeña mantita y lo ha tapado con ella hasta que su pequeño se ha quedado dormido. La mujer no ha podido hacer nada para evitar que su cerebro le recordara que en una ocasión, hace casi un año y medio, tanto ella como su marido utilizaron esa pequeña colcha para limpiarse los genitales tras un intenso coito. Posteriormente, ha estado más de media hora canturreándole una nana a su hijo recién nacido con todo el amor y la dulzura que solo una madre puede transmitir pero sin olvidar, ni por un segundo, que la mantita que ahora es de su hijo y que es usada a diario para resguardarle del frío, fue usada en una ocasión para absorber fluidos corporales de los recovecos más sucios del cuerpo humano.

Tras depositar a su hijo en la cuna, se ha quedado mirando su dulce e inocente carita pero no ha podido esquivar el recuerdo de las distintas posturas que llevaron a cabo ella y su pareja la noche que su pequeño bebé, la dulce florecilla que ha iluminado sus vidas, fue concebido.