- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un actor con muchas tablas se construye una chabola

LAS HA SACADO DE LOS TEATROS QUE TAN BIEN CONOCÍA

Las tablas que llevaba más diez años acumulando han sido destinadas, finalmente, a construirse una chabola en la que refugiarse del frío y de la lluvia. Rubén Orestes, un actor español de 47 años del que la crítica siempre alabó su capacidad para adaptarse a cualquier papel o situación, así como las “inmensas tablas» de las que siempre hacía gala, se ha construido una pequeña casa de madera junto a la autopista, tal y como informan fuentes cercanas al mundo del teatro.

«Las tablas las he sacado de los teatros que tanto amo”, explica él mismo a El Mundo Today. “Como hay tantos cerrados, es fácil colarse en uno y desvalijar con una palanca el escenario, que es donde están las mejores tablas”, aclara.

«Aquí lo que hay es mucha mierda»

La chabola, a la que se ha trasladado con todo su bagaje personal -siempre se ha caracterizado por poner mucho de sí mismo en todos sus proyectos-, es una pequeña habitación de tres metros cuadrados con una cama y una mesa con algunos platos. En las paredes hay algunos carteles de obras de teatro que protagonizó, así como algunos premios. “Siempre he sido un actor con recursos y ahora tampoco me falta de nada”, explica el intérprete señalando la pequeña cocinita de dos fuegos que tiene junto a la cama. “Aunque me quedé sin butano en febrero”, añade.

Según explica, en estos momentos se encuentra buscando “algún papel” con el que retomar su carrera. “O bien, si no hay papeles, pues quizá también hay cartones que puedan interesarme porque son el campo en el que estoy centrando mi vida y mi trayectoria profesional”.

Orestes no es el único actor que ha protagonizado noticias últimamente. Hace pocos días volvía a confirmarse que, tras casi siete años, el actor catalán Jordi Mollà sigue diciendo a las clientas de la panadería en la que trabaja que todavía no ha terminado de empaparse del personaje.