Anna Wintour, directora de la edición estadounidense de la revista Vogue, ha anunciado visiblemente exhausta que el número de abril será el último de esta histórica cabecera ya que, según afirma, se ha dado por concluida la agotadora labor de retratar “a todas y cada una de las mujeres existentes en el mundo”.

“Han sido muchos años pero ya está, hemos terminado al fin”, ha declarado Wintour, muy cansada tras años de arduo trabajo, dando así por finalizada la “intensa labor de inventariado femenino” que la revista Vogue lleva ejerciendo en sus diversas ediciones internacionales desde su fundación.

“No hay más mujeres. Se acabó. Eso es todo, ya podemos descansar”, ha insistido a los periodistas a los que ha convocado en la redacción de la revista esta mañana. “Francamente, ha sido agotador. Tanto yo como mis predecesores en el puesto pensábamos que este día nunca llegaría, pero al fin hemos terminado. Había más mujeres de las que creíamos”.

“Fui a la playa como hago cada mes y no había nadie a quien hacer fotos”, explicaba en su cuenta de Twitter el fotógrafo responsable de la imagen que ilustra la portada del número de abril de la publicación, consistente en una playa desierta. En el interior de este último número no hay ninguna modelo “porque ya las hemos sacado a todas”, de modo que la poca ropa que se expone aparece en perchas o sobre cabras.

Desde la revista Playboy han confirmado que, a diferencia de Vogue, seguirán publicando fotografías de “cualquier cosa que tenga tetas”.