- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Procesado un niño al que acusan de quedarse con los cambios del pan

TENÍA UNA CUENTA EN SUIZA CON 13,45 EUROS

Una investigación llevada a cabo por su madre ha concluido que Antolín Trallero, de 12 años, podría haber estado sisando dinero durante más de seis meses. Cada vez que su madre, María Semprún (36 años), le envía a comprar el pan, el pequeño aprovecha la ocasión para quedarse con todo o parte del cambio que le devuelven en la panadería.

María se dio cuenta de que Antolín podría estar cobrando algún tipo de «sobresemanada» cuando se percató de que el pequeño llevaba un tren de vida «ligeramente por encima de sus posibilidades». Por ejemplo, disponía de un cajón lleno de Chupa-Chups. «¿De dónde salen esos Chupa-Chups? Él dice que son regalos pero cuesta creerlo porque es un niño muy poco popular en el colegio, es mucho más probable que se los compre él, ¿pero con qué dinero?», declara la madre. En un registro rutinario de la habitación, halló un cuaderno escolar donde el niño estaba llevando «una supuesta contabilidad opaca con cobros en B».

«Le daremos el dinero justo a partir de ahora»

Ese cuaderno escolar recoge la supuesta contabilidad manuscrita en la que Antolín registró entradas y salidas de dinero, donde consta que hay 13,45 euros en una cuenta en Suiza y más de 7 euros gastados en chucherías entre septiembre y diciembre.

Al margen de lo que decida hacer su padre, a quien María ha trasladado el caso y toda la documentación correspondiente, Antolín va a tener que explicar con pelos y señales los medios con los que ha estado financiando sus chuches todo este tiempo, ya que no pudo hacerlo con el dinero que le dio su madre voluntariamente.

Se le culpa también de la desaparición de un flan

«La información está ahí y es prístina. No puede esconderse ni mentir», ha declarado la madre indignada, quien al parecer es también la persona que ha filtrado a El País los cuadernos de Antolín donde apuntaba las cantidades que se agenció y que se han publicado esta mañana. Si se deduce que ha existido algún tipo de delito o infracción, no solo se le confiscarán los bienes (incluida la «casita de verano» de Playmobil) sino que, a partir de ahora, se le dará el dinero justo para hacer las compras, de modo que no pueda quedarse con «las vueltas».

Al cierre de la edición, Antolín ha insistido en un comunicado en que los apuntes contables son falsos y que «esa letra no es mía».

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.