- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un incendio obliga a desalojar a los mejores trabajadores de una oficina

EL RESTO SE HA QUEDADO DENTRO APAGANDO LAS LLAMAS O ADELANTANDO TRABAJO

Un incendio ha forzado hoy el desalojo de 12 de los 35 trabajadores de un inmueble de la calle Urgell de Barcelona.

Los doce empleados que han debido abandonar las oficinas son, según un portavoz de los bomberos, «aquellos cuya aportación a la empresa es, en opinión de los directivos, imprescindible». Los que han permanecido en el interior han tardado varias horas en controlar las llamas. Finalmente, no se han lamentado muertes o heridos, aunque ha fallecido Joaquín Martínez, de Recursos Humanos.

Según han explicado los testigos, el fuego se ha declarado en torno a las 15:15 horas en la sala de fotocopiadoras de la tercera planta, desde donde se ha extendido con rapidez a despachos adyacentes. «Y entonces se ha decidido actuar muy rápido y solicitar un informe a Martínez, de Recursos Humanos, que ha elaborado un listado con las personas imprescindibles según los resultados de productividad con el fin de no dejarnos a nadie insustituible, lo que sería una tragedia», en palabras del director financiero de la empresa, Juan Corbiñas.

La extinción ha sido lenta al encargarse de ella los más inútiles

Uno de los momentos más tensos de la jornada se ha vivido cuando, tras hora y media de incendio, Martínez finalmente ha entregado el listado de personas que debían abandonar las oficinas según los ránkings de productividad. Al revisar el listado, el director financiero ha comprobado que Martínez no aparecía en el listado y le ha preguntado: «¿Y usted?». En ese momento, el trabajador ha cerrado los ojos y ha negado con la cabeza.

«Cuando he visto a Martínez volver con paso lento a las llamas, me he dado cuenta de que era un trabajador imprescindible y que debíamos desalojarlo también a él», explica el director a los medios. «Pero el hecho de que no se haya incluido a sí mismo en la lista, teniendo en cuenta que lo merecía, indica que realmente comete errores y no debía ser desalojado. Lo que a su vez implica que sí ha hecho la lista con buen criterio y merecía ser salvado… En fin, es todo muy complicado y por eso tenemos, o teníamos, un departamento de Recursos Humanos para afrontar esas disyuntivas».

No todos están contentos con el trabajo de Martínez, de Recursos Humanos. «Lo que han hecho es una salvajada: a Marta, de Cuentas, la han desalojado de las primeras y no tiene ni puta idea», se queja una de las trabajadoras que ha debido permanecer en el interior de las oficinas apagando el incendio y adelantando trabajo después de que los bomberos accedieran al edificio.

En cuanto los trabajadores desalojados han vuelto a las oficinas, han hallado un espectáculo dantesco. «Esto nos pasa por dejar atrás a los inútiles: está todo quemado y hecho un asco», informa uno de los consejeros delegados. «Hubiera sido mejor dejar a los valiosos dentro, habrían apagado el incendio más rápido y mejor porque el resultado es que hemos dejado a trabajadores sin aspiraciones y con nula capacidad resolutiva enfrentándose a las llamas y claro, luego pasa lo que pasa».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones