La rivalidad entre los principales medios de comunicación españoles está alcanzando extremos inauditos. Tras acusarse mútuamente de manipular informaciones en su propio beneficio, los directores del diario El Mundo y de El País se enzarzaron ayer en una acalorada discusión en la red social Twitter que terminó en duelo.

“Ni servicios jurídicos ni hostias. Ven tú si tienes huevos”, le espetó Pedro J. Ramírez a Javier Moreno, responsable del periódico del grupo Prisa, tras amenazarle éste con acciones legales y reprocharle el robo de colaboradores. Finalmente, han quedado para pegarse mañana a las diez de la mañana, tras sus respectivos consejos de redacción.

Nada más ponerle fecha al encuentro, la web de El Mundo animaba a los lectores a suscribirse a Orbyt para seguir “vía streaming” la paliza al director de El País. Por su parte, el medio de Prisa detallaba, en la web “S Moda”, el atuendo que luciría Javier Moreno en un artículo titulado “El mejor ‘outfit’ para hostiarse en invierno”.

“Será una celebración de la gallardía”, apunta Manuel Molés

Los dos periódicos tienen previsto organizar amplias coberturas del evento, encargando el seguimiento a sus mejores profesionales. El periodista taurino Manuel Molés hará una crónica en directo para la Cadena SER, mientras que los reporteros de guerra que El Mundo tenía en Siria están viajando ya de vuelta a Madrid para encargarse de sacar las mejores fotografías. “Tiene cojones que me paguen el triple por esto y no por mis otros reportajes en los que arriesgo mi vida”, se quejaba un fotoperiodista que cree que “Pedro Jota va muy a tope pero yo conozco a Moreno y es de los que te tumba dándote una sola hostia con toda la mano abierta”.

También las televisiones pugnan por hacerse con los derechos de retransmisión de la reyerta. Paolo Vasile ha dicho que “Mediaset tiene preferencia en la negociación” y no descarta “llamar a unos amigos que tengo en Italia si hay que partirle la cara a alguien”.

La Asociación de la Prensa de Madrid (APM) ha lamentado en un comunicado que la crispación mediática llegue a tales extremos, y se ha mostrado especialmente molesta al saberse que la pelea tendrá lugar frente a la sede principal de esta institución. “Por un lado, aplaudimos que los máximos responsables de estos periódicos se animen a dejar el despacho para pisar la calle, pero no aprobamos las formas”, argumenta la APM.

Una manera de acabar con las pullas disfrazadas de información

Según la experta en conflictos laborales Antonia Mergil, “las diferencias las tienen que solucionar cara a cara en vez de involucrar a sus lectores como hacen los padres divorciados implicando a sus hijos en discusiones que nada tienen que ver con ellos”.

Sin embargo, el desafío de momento no ha hecho más que incrementar la tensión: “Darle una paliza será la manera de que la gente conozca al director de El País, porque fuera de su casa no lo conoce ni el tato”, insistía Pedro J. Ramírez. El otro contendiente también sigue con las provocaciones, especulando sobre “la resistencia real de los tirantes de este personajillo”.

Ofrecemos una captura de pantalla de la conversación de Ramírez y Moreno en Twitter:

elpaiselmundo