El éxito en la fase de pruebas que se ha estado llevando a cabo estos días en el desierto de Arizona permite la inminente entrada en servicio de un nuevo modelo de “drone” americano capaz de detectar a los enemigos más tontos y matarlos solo a ellos.

El proyectil, que usa el nombre en clave “Schopenhauer”, es un nuevo avión no tripulado de diseño derivado del Drone Predator “Kardasian”, actualmente en servicio y cuyo cometido era masacrar únicamente a los maleducados, considerados los enemigos más peligrosos de cualquier conflicto bélico.

La presentación y posterior demostración de las virtudes de la nueva arma -prácticamente un ordenador con alas- ha tenido lugar esta misma mañana en El Pentágono, con la presencia del Secretario de Defensa Leon Panetta y numerosos medios. En la misma, se han desgranado algunas de las características del que, según el ejército americano, es el “avión no tripulado más inteligente jamás diseñado” y, de lejos, “el más leído de todos”.

“El problema es que es tan inteligente que, probablemente, considere a todos los enemigos más tontos que él y, a efectos prácticos, acabe matando a todo el mundo como hacen los misiles normales”, bromeaba Panetta al principio de la presentación.

Según se informó a la prensa, para educar al “drone” se le apuntó a varios cursos por correspondencia “que se ha sacado a la primera y con nota”, además del entrenamiento militar. Según el Pentágono, este avión tripulado es capaz de evadir radares con facilidad “porque tiene muchos reflejos y se pone a silbar en cuanto ve que alguien le presta atención”.

“Es tan inteligente que sería capaz de resolver un conflicto diplomático él solo sin hacer uso del armamento pesado del que también dispone”, explicó un alto cargo militar a los periodistas.

dronpredator

Es tan inteligente que se ha hecho objetor de conciencia

Tras desgranar los datos y explicar que usarán al “Predator Schopenhauer” para formar “e inspirar” a modelos similares, llegó el momento de hacer una demostración práctica. Según han informado los presentes, en ese momento el “drone predator” mostró en su monitor que se declaraba objetor de conciencia y se oponía a cualquier uso de la fuerza como método de resolución de conflictos, por lo que solicitaba su baja como miembro del ejército estadounidense.

“Sí, será muy inteligente pero también es un gilipollas y un idealista”, se quejó Leon Panetta, Secretario de Defensa, al ver que el aparato podía dejarle en evidencia ante la prensa. “No sé de dónde ha sacado la conclusión de que la paz es el camino más inteligente, pero es un iluso”, sentenció, aclarando que aún debía perfeccionarse. “Es el típico universitario recién licenciado que ya se cree más listo que nadie. Nunca debimos eneseñarle el don de la vergüenza”, añadió con amargura.