Un grupo de científicos de la Universidad de Barcelona partió hace unas semanas en una intensa expedición en dirección al Caribe, donde planean realizar un estudio que determinará si es posible la vida humana en condiciones extremas de buen clima y absoluta carencia de trabajo. Por ahora, los datos muestran que, efectivamente, la vida humana es posible en tales condiciones. 

Hasta ahora, los investigadores estaban llevando a cabo simulaciones por ordenador y en entornos controlados de laboratorio “donde a lo mejor nos echábamos en tumbonas durante horas, pero no eran tests concluyentes y no eran condiciones extremas desde luego”, por lo que finalmente han visto “imprescindible” desplazarse al Caribe para determinar cómo tolera el ser humano “la buena vida a un nivel extremo”.

Cuanto más extremadamente buena es, mejor responde el cuerpo humano

Para no someter a riesgos a los voluntarios y por una cuestión de ética profesional, los científicos se están sometiendo a sí mismos al experimento. Tras varias semanas en el Caribe, los resultados son “positivos pero no concluyentes”, por lo que necesitan prolongar la estancia.

“Al principio tirábamos de fondos europeos, pero se acabaron por los recortes y teníamos que seguir recogiendo datos con los que medir la vidorra, así que decidimos participar en la promoción de Ron Barceló Desalia, que regalaba viajes al Caribe”, explica el jefe del equipo de investigadores, que solicitó al resto de participantes que se abstuviera de concursar “para que nos dejaran ganar a nosotros y, por tanto, a la ciencia. Pedimos por favor que dejaran de tuitear fotografías en Instagram con el hashtag #viveahora y así ganamos nosotros al final”.

“Que los resultados de un estudio no sorprendan es bueno, significa que la hipótesis era correcta. Y nuestra hipótesis era que, en condiciones extremas de buena vida, se vive de puta madre”, explica el científico. “Hasta ahora no sabíamos si era posible sobrevivir sin tener que madrugar. Se creía que sí, pero no era seguro y la ciencia no trabaja en base a creencias, se necesitan certezas absolutas”, añade.

Descubren una nueva especie de mojito

Pese a que el estudio se centra en la supervivencia humana, no por ello los científicos han dejado de recoger datos y, de hecho, están preparando un artículo para la revista “Nature” donde explican que han descubierto una nueva especie de mojito: “Lo hemos llamado Mojitus Desalia y al parecer solo habita aquí, en Punta Cana. No se tiene constancia de su existencia en otro lugar y es probable que no sobreviviera en climas menos favorables”.