- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Anticorrupción revisará el bote de Izquierda Unida

ALGUNOS DIRIGENTES PODRÍAN HABERSE QUEDADO CON EL CAMBIO

El fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, ha anunciado hoy que el Ministerio Público investigará el bote en el que Izquierda Unida guarda todas las vueltas y la calderilla que conforma su tesorería. Los fiscales encargados del caso, Alejandro Pardo y Luis Rancid, han solicitado al coordinador general del partido, Cayo Lara, que se ocupe de reunir todos los resguardos de las últimas comidas y gastos generales al sospecharse que algunos dirigentes tienen la costumbre de quedarse con el cambio o con parte de él cuando van a comprar material de oficina o el pan.

Los sobres recibidos «contenían dinero para el amigo invisible»

«Puedo asegurar que durante mi etapa al frente de la formación no ha habido ni habrá irregularidades, y si existen pequeñas desviaciones en la tesorería, que no me constan, se deberá a que en los comercios a veces se equivocan con el cambio», ha explicado Lara, que asegura que actualmente «nuestro patrimonio asciende a 4 euros con 45 céntimos», por lo que considera «un despilfarro» que se encargue una auditoría que tendrá un coste muy superior a la cantidad de dinero que se pretende revisar.

Respecto a las sospechas de que algunos miembros del partido habrían recibido sobres con dinero, el dirigente ha insistido en que «era un único sobre, en el que además ponía ‘No abrir’, y lo usábamos para guardar dinero para el amigo invisible y para la boda de Maite».

Pese a las explicaciones del coordinador general, algunos militantes reconocen que Izquierda Unida siempre ha gestionado de forma caótica su patrimonio, especialmente durante el mandato de Gaspar Llamazares. «Hubo una época en la que a Llamazares le dio por comprar un café ecológico que se cultiva en no sé qué aldea y que vale un pastón. El dichoso café se pulía todo el bote y cuando ibas a pillar dinero para teñirte las mechas de lila porque tenías un mítin en Pozuelo, pues resulta que no había un duro. Eso sí, del café ese que sabe a mierda te podías tomar el que quisieras», confiesa una fuente cercana a la dirección del partido.

Cayo Lara insiste en que «estas prácticas ya no tienen lugar» y asegura que «el último gran gasto que hemos hecho ha sido comprar diez piedras de cuarzo para que el WiFi no te dé cáncer, y nos han salido a muy buen precio porque Krish Lumbasha, el fabricante, es también votante nuestro de toda la vida».

Deberán explicar de dónde salió el dinero para pagar las camisetas con lemas anticorrupción

La secretaria general del Partido Popular, María Dolores de Cospedal, se ha mostrado «sorprendida e indignada» al tener conocimiento de supuestas irregularidades en Izquierda Unida, y ha exigido «que aclaren al resto de partidos y a los ciudadanos de dónde sacan el dinero para estampar esas camisetas con lemas anticorrupción, porque aunque las encargues de cien en cien son bastante caras y luego ese dinero no lo recuperas».