Esta mañana, un astronauta experto en ingeniería oceánica ha sido enviado al Caribe a bordo de un cohete SLS-ARENA en la primera misión intraplanetaria de la Historia. El astronauta, al que la empresa debía varios días de vacaciones, ha aterrizado a los cinco minutos en Punta Cana, donde nada más llegar ha recogido muestras de varios mojitos.

La misión ha sido posible gracias al apoyo de Ron Barceló Desalia, cuya promoción regala viajes al Caribe. El experto, Roger Hubbard, tomará fotografías de las playas caribeñas, que compartirá con la NASA y con sus colegas a través de Instagram empleando la etiqueta #viveahora. “Cuidado que no es para dar envidia, las comparto para su posterior estudio y tal”, ha declarado.

Hallados restos de vidorra en el Caribe

Al poco de tomar contacto con el terreno, el astronauta ha encontrado varias piezas de ropa interior -un par de bikinis y unas gafas de sol- que ha metido en bolsas de plástico selladas “con la idea de inspeccionarlas luego en el hotel, muy detenidamente”. Sumado esto a los mojitos y a huellas en la arena “que podrían pertenecer a un fiestorro reciente”, la NASA concluye que en el Caribe hay o ha habido formas de vida envidiables.