- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Varios diputados rodean el Congreso para exigir el nuevo iPad

PIDEN UNA DEMOCRACIA DE NUEVA GENERACIÓN

La Junta Informática de la Cámara Baja ha decidido no reponer una veintena de tabletas tipo iPad que varios diputados habían extraviado, justificando la medida por razones de «austeridad». La decisión deja sin tableta a estos parlamentarios, agravando la brecha digital existente dentro del propio Congreso, donde algunos diputados sí pueden disfrutar de lo último de Apple mientras que en las partes más pobres del hemiciclo se sigue usando papel reciclado.

Esto ha llevado a varios parlamentarios a rodear esta mañana la sede del Congreso al grito de «Fascistas», exigiendo «Una democracia de nueva generación».

«Quieren excluirnos del sistema»

«Se está produciendo una agresión a nuestro sistema democrático desde sus propias entrañas», explica Soraya Rodríguez, portavoz del Grupo Socialista. Javier Barrero, también del PSOE, ha protagonizado el momento de máxima tensión con los servicios de seguridad del Congreso, que han intentado contener la ira de los manifestantes. «Javier, coño, que al final te tendré que hostiar», gritaba un policía al Vicepresidente Segundo de la Mesa del Congreso, a quien conoce de toda la vida. Barrero explica que «mi hijo tiene un iPad nuevo para hacer sus ridículos proyectos de fin de curso y yo, que represento a la ciudadanía, voy con una libreta de espiral de los Power Rangers. Tenemos que salir a la calle a gritar, y no por nosotros, sino por lo que representan estos recortes a nivel democrático».

Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida, ha atribuido las protestas «al sufrimiento que los recortes del Gobierno provocan en numerosos miembros de la clase política, que renuncian y renuncian a sus derechos sin ver una luz al final de esta crisis». Llamazares también ha aprovechado para preguntar «qué hace exactamente una tableta de esas».

Mientras las proclamas y los enfrentamientos con la Policía se sucedían en el exterior del Congreso, varios diputados del Partido Popular enviaban desde el hemiciclo mensajes supuestamente tranquilizadores. «Tranquilizadores mis cojones: los mensajes decían ‘Dejad de dar la nota y hablemos todos dentro. Enviado desde mi iPad'», aclara Rosa Díez, que denuncia que «nos están dejando sin los dispositivos necesarios para ejercer una imprescindible regeneración democrática».

Jesús Posada: «¿Qué coño hacemos rodeándonos a nosotros mismos?»

El presidente del Congreso, Jesús Posada, ha insistido en que «no tiene sentido que los diputados nos rodeemos a nosotros mismos, parecemos tontos» y ha recordado que él tampoco dispone de una tableta «porque se jodió la mía cuando intenté meterle dentro un CD-ROM». Gaspar Llamazares, de nuevo, ha exigido detalles sobre «lo que hacen esas tabletas, porque está todo el mundo enganchado y somos muchos los que estamos siendo excluidos del sistema».