- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Una niña asesina a sus peluches y esconde los cuerpos en un baúl

EL HERMANO PEQUEÑO SE PERSONA COMO ACUSACIÓN PARTICULAR

Los vecinos de la urbanización de Lowdester, situada a las afueras de Prishel (California), han asistido perplejos a la detención esta mañana de Adriana Picker, de 12 años, acusada de matar a sangre fría a nueve peluches y esconder sus cuerpos en un baúl. La sospechosa, con antecedentes por robo de juguetes y falsificación de calificaciones escolares, se había declarado cansada de los muñecos pero siempre se negó a cedérselos a su hermano pequeño, con quien mantiene una tormentosa relación con constantes litigios.

Tres de los ositos eran menores

«Los hacinó en el baúl sin contemplaciones, privándolos de luz y oxígeno, hasta que finalmente murieron. Sospechamos que la niña tuvo que sentarse encima de la tapa para cerrarla, porque los cuerpos estaban completamente deformados por la presión. Los padres reconocen que había habido episodios de maltrato a esos peluches, pero ni lo denunciaron ni llevaron a la niña a un especialista», explica un agente policial.

La negativa de los progenitores a aceptar que algo malo estaba ocurriendo no evitó que el pequeño Hans, el hermano de la sospechosa, acudiera a las autoridades para denunciar la desaparición de los peluches, tres de ellos menores. No se descarta que el niño deba pasar a formar parte de un programa de protección de chivatos.

Un carácter autoritario y obsesivo

Según la Policía, el desorden de la habitación de la pequeña Adriana, con ropa interior sucia por el suelo y tapas de yogur pegadas a la superficie del escritorio, revela una personalidad patológica. La presencia de fotografías de Justin Bieber por todas partes indica también que la niña estaba obsesionada con el cantante y no se descarta que fantaseara con encerrarlo en el baúl del horror.

En torno a la una del mediodía, hora local, efectivos de la Policía Científica y de la Policía Judicial abandonaron el domicilio donde tuvo lugar el crimen tras finalizar la inspección. Los esfuerzos se centran ahora en interrogar al pequeño Simba, un peluche que se salvó al quedar camuflado debajo de la colcha de la cama y que supuestamente presenció los hechos. Actualmente en shock, la cría de león no ha sido capaz de emitir un solo rugido.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.