La directora general de Política Interior, Cristina Díaz, ha comparecido esta mañana ante los medios para confirmar que “el seguimiento de las celebraciones de San Filomeno por parte de los españoles se está produciendo sin graves alteraciones”. También ha lamentado que los sindicatos “aprovechen este día festivo para colgarse medallas y hablar de huelgas y de paros, cuando en las calles lo que hay son familias disfrutando del sol y comiendo las típicas pastas de San Filomeno como cada año en una fecha tan señalada”. Según el Gobierno, tildar de huelga general el día de hoy “es manipulación y una falta de respeto a los Filomenos”. 

Rajoy felicita a los Filomenos que no se manifiestan

También el presidente Mariano Rajoy se ha dejado ver en los alrededores de La Moncloa disfrutando de un día “que es festivo”, ha insistido, y solo se ha dirigido a las cámaras para felicitar a los Filomenos en el día de su santo. “Desde el Gobierno animamos a los españoles a dejar por un día sus obligaciones profesionales para compartir la alegría de celebrar, un año más, esta fiesta”, ha sentenciado.

Varios Filomenos se enfrentan a la Policía

Según fuentes gubernamentales, varios Filomenos han cortado algunas calles en Madrid y se han enfrentado a las autoridades “llevados por la euforia”. A las 10.00 de la mañana, un fuerte despliegue policial de hasta 18 furgones ha evitado que los Filomenos reventaran la apertura de comercios en la calle Preciados, la más comercial de Madrid. Los sindicatos CC.OO. y UGT consideran que España se encuentra “en plena huelga general” y niegan que lo que esté ocurriendo hoy tenga nada que ver con San Filomeno: “La gente no acude a sus puestos de trabajo porque está en huelga”, ha insistido Cándido Méndez, secretario general de UGT, que ha aprovechado para animar a todos los Filomenos a unirse a la huelga.

El Gobierno insiste en que “hoy es San Filomeno y quien tenga dudas sobre el tema que consulte el santoral”.