- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un profesor de yoga obligaba a arrodillarse ante ETA

EXCLUSIVA DEL DIARIO "LA RAZÓN"

El diario «La Razón» publica hoy un reportaje de investigación que destapa el caso de Swami Satyananda, profesor de yoga en Oiartzun (Guipúzcoa) que, supuestamente, obligaba a sus alumnos a arrodillarse ante ETA. El rotativo asegura que el maestro utilizaba el yoga como excusa para promover los ideales de la banda terrorista, hablando de una liberación de la mente «que se traducía en la liberación de todo el pueblo vasco».

«Como español, era imposible relajarse»

El profesor, de 64 años, vino de la India hace apenas dos años y asegura que lo que él practica es el «Hatha Yoga» y no el «ETA yoga», tal y como afirman los periodistas de «La Razón». Éstos, sin embargo, aseguran que Swami Satyananda repetía varias veces la palabra «ETA» en el transcurso de todas las sesiones, seguida de «crípticos rezos no católicos», y se ponía especialmente solemne cuando los alumnos estaban completamente arrodillados «en una postura de sumisión a la violencia separatista».

Lo que más indigna a los autores del reportaje es que el anciano afirme que ni siquiera sabe lo que es ETA porque su conocimiento de la realidad vasca es escaso dado el poco tiempo que lleva residiendo en la zona. «Es indio pero no es tonto», insisten los periodistas, que asistieron de incógnito a numerosas clases en las que tenían que practicar «danzas sospechosamente parecidas al Aurresku pero camufladas con música ‘chill out'».

Por mucho que el maestro insista en que lo único que se promueve en sus clases es el Mudra yóguico arrodillado, que alivia tensiones en la espalda, el diario «La Razón» replica que «este señor pretendía resquebrajar la columna vertebral española» y añade que «en las clases la sensación era que en cualquier momento iba a estallar la violencia». El profesor está decidido a denunciar a los reporteros del periódico, que al parecer intentaron arrancarle la barbilla creyendo que era un vasco disfrazado.