- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Rajoy recibe a Merkel a bordo de un SEAT Panda

YA EN LA MONCLOA, LE HA OFRECIDO CAFÉ "DOLCE GUSTO" Y PATATAS LAY'S

La canciller alemana, Angela Merkel, ha aterrizado hace 45 minutos en el aeropuerto de Madrid-Barajas, más de un año y medio después de su última visita a nuestro país. El recibimiento ha sido muy distinto esta vez, puesto que el presidente, Mariano Rajoy, ha esperado a la alemana en el vestíbulo de llegadas del aeropuerto junto a otros ciudadanos, mostrando un folio de papel con el nombre de Merkel escrito a mano.

Tras encontrarse con la canciller y su séquito, Rajoy ha acompañado a la invitada al parking, donde les esperaba un SEAT Panda cuyas llaves guardaba Rajoy en el bolsillo de su traje de Cortefiel. «Me manché el traje bueno», ha aclarado a la prensa con un guiño de complicidad.

Tras algunos problemas con el asiento del acompañante, que Angela Merkel ha resuelto de un golpe seco, empujando el respaldo hacia atrás, el propio Rajoy ha iniciado la marcha hacia su residencia seguido, eso sí, por los servicios de seguridad que viajaban a bordo de un Talbot Solara. Ya en el Palacio de la Moncloa, el presidente ha enseñado la casa a la canciller, donde le ha ofrecido café «Dolce Gusto» y patatas Lay’s, que Merkel ha rechazado en perfecto alemán. Como señal de acercamiento, Rajoy ha echado mano del álbum de fotografías familiar, comentando en un español hablado muy lento algunas anécdotas de su infancia. Luego ambos han pasado a la habitación del presidente, donde Merkel ha podido sentarse en la cama mientras el mandatario enchufaba el televisor, que mostraba imágenes de ellos mismos subiendo al SEAT Panda.

«Ha habido momentos tensos por el tema del idioma, pero los gestos y la buena voluntad lo arreglan todo», ha explicado Rajoy a los medios. El presidente cree que Merkel se siente «un poco cohibida pero confortable» y atribuye su expresión circunspecta a la fatiga del viaje. «En la habitación de la plancha estará fenomenal, el salón queda lejos y no se oye apenas ruido. Dormirá como un tronco».

«Una exhibición teatral de austeridad»

La oposición ha reaccionado estupefacta ante el recibimiento a la mandataria germana, que el Partido Popular considera «natural, cercano y sin innecesarios aspavientos». «El Gobierno quiere el rescate pero se niega a pedirlo. Su orgullo le fuerza a exhibir sus carencias materiales de la manera más burda, avergonzándonos como país», ha sentenciado el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba. El único partido que ha considerado «correcto» el proceder del presidente ha sido Izquierda Unida: «Yo tuve un SEAT Panda y es un coche cojonudo. Me cambié al Nissan Primera por un tema de espacio, nada más», ha aclarado Cayo Lara.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones