- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Rajoy utiliza frases literales de “Arma Letal 1” en su último discurso

TAMBIÉN ESTUVO BUSCANDO ACUARIOS GIGANTES A LOS QUE DISPARAR

El Presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, fue muy contundente ayer durante su intervención en Bruselas en el marco de la cumbre informal llevada a cabo entre los líderes del Consejo Europeo. «Mirad, amigos, sabemos por qué me eligieron», pronunció Rajoy al arrancar. «Todo el mundo cree que soy un suicida, por lo que estoy jodido porque nadie quiere trabajar conmigo, o quizá piensan que finjo estar loco para cobrar la pensión, por lo que estoy jodido porque nadie quiere trabajar conmigo. Así que básicamente estoy jodido. Francamente, estoy demasiado viejo para esta mierda», dijo refiriéndose a la grave situación que está atravesando España.

Muchos de los presentes se dieron cuenta enseguida de que las palabras eran prácticamente idénticas a las que pronuncia Martin Riggs, el policía psicótico encarnado por Mel Gibson en «Arma Letal».

Pese al silencio que se sucedió tras esas palabras, Rajoy no cejó en su empeño de glosar «Arma Letal». Horas antes de la reunión informal en Bruselas se había reunido con el nuevo presidente francés, con quien acordó redoblar esfuerzos para presionar al Banco Central Europeo. Y fue a él a quien dirigió sus siguientes palabras. «Vamos Hollande», dijo mirándole fíjamente, «somos los chicos malos, tú eres negro y yo estoy loco. ¿Quieres tirarte? ¿De verdad quieres tirarte, gilipollas? ¡Yo quiero tirarme! ¡Vamos, yo quiero tirarme!». Esta última frase la pronuncia el agente Riggs justo antes de lanzarse al vacío desde un edificio, lo cual ha sido interpretado como un gesto desafiante de Rajoy hacia sus colegas europeos y una manera de decir «no voy a rescatar a los bancos, me da igual todo. ¿A que me lío a tiros y entrego esta placa en la que antes confiaba?».

Hollande entendió que las palabras del presidente español eran una «invitación a ser compañeros de patrulla aunque poco tengamos que ver el uno con el otro, porque sabemos que lo importante es resolver el caso, pese a la oposición de nuestro superior, en este caso Merkel». Según explicó a los periodistas, «el hecho de que seamos de políticas distintas puede hacer que haya tanta química entre nosotros como entre Danny Glover y Mel Gibson o como entre Tom Hanks y aquel perro en esa película en la que al final acaban haciéndose inseparables el perro y él».

Pese a la interpretación del mandatario francés, la última parte de la intervención de Mariano Rajoy ha dejado muchas preguntas abiertas y todavía nadie se ha atrevido a darle una significación concreta, por lo que simplemente parece una alusión para fans de «Arma Letal». La frase «Mira, últimamente persigo muchos más coches y cada vez que intento lamerme las pelotas me caigo del sofá» fue seguida de un profundo silencio que solo fue roto por el dirigente popular que, con el puño en alto, gritó: «Un hombre, un voto. Sudáfrica libre». Luego se sentó. Pese al revuelo, Rajoy se ha negado a contestar preguntas a los periodistas, a los que ha esquivado durante toda la convocatoria al grito de «Inmunidad diplomática».

Durante el resto de la jornada, Rajoy siguió haciendo bromas en referencia a la película. Por ejemplo, se comenta que fue al lavabo y, una vez allí, llamó a gritos a Hollande para que le ayudara a salir «porque alguien ha puesto una bomba aquí debajo y van a volarme las putas pelotas, compañero».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones