- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Una familia reproduce la portada del disco «Abbey Road»

LA IDEA SURGIÓ DE MANERA IMPROVISADA

Cientos de periodistas se han congregado esta mañana frente al paso de cebra que atraviesa la calle londinense de Abbey Road hasta la esquina de Grove End Road. El objeto de tanta expectación mediática ha sido el homenaje que la familia Allman, de Edimburgo, ha rendido al grupo The Beatles y, más concretamente, a su álbum «Abbey Road», editado en 1969.

«En casa tenemos el disco en vinilo desde hace años. Aunque mis hijas no lo han escuchado, han visto la portada y por lo tanto tenían en mente la imagen de los cuatro músicos cruzando el paso de cebra», explica Eric Allman, promotor de la idea. El proyecto surgió de forma más o menos improvisada: «Vinimos a Londres hace tres días para visitar a un familiar enfermo. Mi mujer tenía que hacer unas compras cerca de St. Johns Wood y pensé que no costaba nada acercarse al paso de cebra, reproducir nosotros mismos la portada del disco y subir luego la foto a Internet para dar una sorpresa a Paul y a Ringo».

Cuando Eric comentó la iniciativa a su cuñado Robert, éste tuvo claro que aquello «iba a ser un petardazo». El cuñado se ofreció a organizarlo todo, cargó la batería de su cámara digital y avisó a los medios de comunicación. «La cosa se desbordó. Cientos de personas se llevaron las manos a la cabeza: ‘¡Es brillante! ¿Por qué no se me ocurrió a mí antes?’. Pero ya era tarde, nuestro proyecto estaba en marcha», explica Robert.

La familia realizó varias gestiones para conseguir que las autoridades cerraran al tráfico la calle Abbey Road durante la realización del homenaje. «Las negociaciones quedaron en punto muerto pero no nos rendimos. Hicimos la foto igualmente, aunque no desde el mismo ángulo porque pasaban coches», admite el cuñado, quien cree que «el hecho de que la fotografía no sea exactamente igual evita que tengamos problemas legales con los herederos de Iain Macmillan, el autor de la portada original».

Muchos nervios y discrepancias en el seno de la familia

Eric Allman reconoce que, aunque la idea era sencilla, su ejecución ha provocado tensiones en la familia. «Yo al principio iba muy a tope con lo de reproducir fielmente la portada. Mi mujer era la única que tenía una camisa blanca, y estaba claro que solo ella podía encarnar a Lennon. Pero se negó a ponerse una barba postiza. Mi hija Sarah, que tiene un carácter muy McCartney, se negó a quitarse los zapatos porque le daba asco y al final tuve que asumir yo ese papel», declara el padre de la familia. Su otra hija Matilda, de 15 años de edad, «sufrió de repente una crisis personal y dijo que se plantaba, que aquello era una ‘pollada’ y que ni siquiera había escuchado nada de The Beatles. También le daba vergüenza que la foto se difundiera en las redes sociales». Finalmente, el cuñado Robert logró llegar a un acuerdo con la joven disidente: «Quedamos en que no sería etiquetada en Facebook», aclara el familiar.

Pese a los inconvenientes «propios de cualquier magna empresa», la fotografía ha sido realizada esta mañana a las once, hora local, tras algunas pruebas iniciales y una pausa de diez minutos impuesta por un camión que se colaba al fondo del plano. Nada más subirse a la Red, la foto ha circulado por todo el mundo y el propio Paul McCartney ha emitido un comunicado a través de su web oficial en el que se declara «conmovido y sobre todo sorprendido por la originalidad de la iniciativa».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones