- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Tirotean al Ratoncito Pérez cuando se disponía a visitar a la infanta Leonor

NO ESPERABAN SU VISITA Y CARGARON CONTRA ÉL PARTIÉNDOLE LOS DIENTES

Esta madrugada, la residencia de los Príncipes de Asturias ha sido escenario de un espectáculo dantesco que ha incluido tiroteos, chillidos y una larga persecución terminada en violento forcejeo. El motivo del altercado ha sido la visita del célebre Ratoncito Pérez, que ha logrado colarse en la casa de la infanta Leonor con el objetivo de llevarse el diente que se le cayó ayer a Su Alteza Real y sustituirlo por un regalo o una moneda -las autoridades no han precisado aún esto último-. 

Nada más entrar en la residencia a través de una ventana entreabierta, el Ratoncito Pérez activó la alarma que puso en alerta a los servicios de seguridad. Éstos, que según la Casa Real estaban «especialmente tensos por ser ayer jueves el día de la huelga general», cargaron violentamente contra el roedor, que está ingresado en estos momentos con pronóstico reservado. Por suerte, los disparos no llegaron a despertar a la infanta, que esta mañana ha exigido su obsequio.

«Normalmente, los responsables de seguridad están al tanto de las visitas del Ratoncito Pérez, los Reyes Magos y demás. El problema fue que la caída del diente pasó inadvertida y, por lo tanto, no se le esperaba. Tendríamos que habernos dado cuenta de que a doña Leonor le faltaba un diente. Su Alteza probablemente no lo comunicó por vergüenza o por descuido», explica un portavoz de la Casa Real. Los vigilantes de la residencia tienen la orden de disparar a matar si se detecta un intruso en las instalaciones, y son especialmente implacables cuando se trata de la habitación de una de las criaturas. «A toro pasado es fácil hablar de desproporción, pero imagínense que en vez del Ratoncito Pérez hubiera sido una rata normal y corriente, una rata con SIDA. Es una gran responsabilidad y todos nos podemos equivocar, pero es mejor pecar por exceso que por defecto», insiste el portavoz.

«Le han partido los dientes»

Aunque no han trascendido fotografías ni datos concretos del estado en el que quedó el Ratoncito Pérez -los medios, de hecho, critican el hermetismo de la Casa Real-, la portavoz en España de la protectora de animales PETA, Dolores Parmalat, asegura que «le han partido los dientes» y exige una disculpa pública. «¿Qué tiene que pasar para que la sociedad se levante en defensa de los animales? ¿Que le partan la cara a la paloma de la paz?», exclama Parmalat.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones