- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un micrófono abierto capta a Rajoy diciendo «Aguanapeich»

LO DIJO TRAS SU DISCURSO EN HOMENAJE A MANUEL FRAGA

-

Otro micrófono abierto ha vuelto a poner en un brete al presidente Mariano Rajoy. Tras pillarle en su primer Consejo Europeo confesando que la reforma laboral iba a costarle una huelga, el pasado sábado los periodistas captaron al mandatario susurrando «Aguanapeich» en el homenaje a Manuel Fraga celebrado en Santiago de Compostela. Los medios de comunicación certifican que lo dijo para sí mismo, muy serio, justo al terminar su intervención en el Auditorio de Galicia frente a más de 2000 personas.

Para evitar que el suceso se interpretara como una falta de respeto a la memoria del fundador del Partido Popular, el entorno del presidente argumentó a la desesperada que Mariano Rajoy había dicho «I want a page» -«Quiero una página» en inglés- porque está «metido de lleno en un curso para reforzar su pronunciación de este idioma». La teoría fue inmediatamente descartada y, de hecho, las imágenes que acompañan la voz de Rajoy muestran al presidente alzando levemente su mano derecha en forma de pinza, recordando los característicos gestos del cómico malagueño Chiquito de la Calzada. «Vive en la realidad de todos y comparte esas pequeñas manías que puede tener cualquier español. Entre ellas, repetir expresiones de Chiquito como pensando en voz baja», explica la portavoz Soraya Sáenz de Santamaría.

Pese a las aclaraciones, el suceso ha desconcertado a algunos sectores del Partido Popular. «Está claro que la tristeza que siente ante la pérdida de don Manuel no es suficientemente honda como para evitar este tipo de frivolidades», declara un militante del partido. Otros consideran que «el propio Fraga tenía una forma de expresarse muy personal y a veces remitía, voluntariamente o no, al conocido humorista», admite la presidenta del Parlamento de Galicia, Pilar Rojo, que pide «que no se le dé más importancia al asunto». Ricardo Paparni, catedrático de Biología de la Universidad Pontificia Consumer Eroski de Bilbao, alude a «reacciones normales del cerebro ante situaciones tensas que pueden producir candemor».

Federico Trillo, compañero y amigo de Rajoy, comprende el «lapsus fistrae» y reconoce que «Mariano me aclara constantemente que me llama Trillo por no llamarme Rodrigo y yo lo interpreto como lo que es, una chanza propia del lenguaje coloquial que cualquier ciudadano español orgulloso de serlo aplaudiría sin escándalos ni aspavientos».