El diario El País inauguró ayer el nuevo diseño de su edición digital y, con él, presentó también el nuevo aspecto de sus periodistas y colaboradores. Entre ellos, destaca Iñaki Gabilondo, que ha sido totalmente rediseñado para adaptarlo a la nueva imagen de la web del periódico. “Hemos descubierto que la innovación periodística va ligada a la innovación tecnológica. Eso afecta a la página en sí pero también a los periodistas, que deben ser adaptados a los nuevos tiempos y a las nuevas formas”, explicaba el director de El País, Javier Moreno. 

Gabilondo, figura emblemática del medio, seguirá ofreciendo su visión de la actualidad en el videoblog “La voz de Iñaki”, pero lo hará con un aspecto renovado. El periodista ha colaborado activamente con los diseñadores: “Me han dicho que tendría que correr sobre una nueva plataforma y he accedido. Si hay que correr, se corre. Me han pedido que sea más dos punto cero y ya les he dicho que haré lo que esté en mi mano. Y luego querían un aspecto más limpio. Aquello me sentó fatal, pero luego me aclararon que no hablaban de higiene”, confesaba el nuevo Gabilondo ya con su renovado aspecto. “A la gorrita la verdad es que no me acostumbro”, añadía.

Los cambios profundos a los que se ha sometido la redacción de El País se perciben a simple vista. “La velocidad de redactores y colaboradores ha aumentado significativamente. Antes la pausa para el café les ocupaba unos diez minutos de media. Ahora con cuatro sorbitos ya están listos para volver a sus puestos”, constata el jefe de contenidos. Como todos los grandes medios internacionales, la renovación ha dado prioridad a las fuentes de información preeminentes en los tiempos de Internet: Forocoches, Menéame y el buque insignia de la información, Wikipedia. “En la sala principal de reuniones hemos instalado un plasma enorme en el que, en muy pocos segundos, puedes consultar cualquier tema de actualidad en Yahoo Respuestas o en la Wikipedia. Seleccionando con el dedo puedes copiar párrafos enteros que aparecen luego en tu ordenador, listos para publicar”, explica un redactor.

Pedro J. Ramírez se resiste a abandonar los tirantes

Los cambios en la web de El País permiten al periódico acortar distancias respecto a El Mundo, que ya renovó su edición digital hace meses. Pese a las implementaciones a las que se sometió la redacción en su día, el director de El Mundo, Pedro J. Ramírez, se resistió a prescindir de sus tirantes aunque, eso sí, accedió a adaptarlos a las nuevas tecnologías. “Instalaron una conexión USB en los extremos y, por dentro, tienen un cable de fibra óptica que permiten conectar a Pedro J. Ramírez a una red de datos de alta velocidad. De momento los usa para pedir cafés, pero las posibilidades son infinitas”, afirma uno de los responsables técnicos de la web de El Mundo.