- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Contrata a Eva Hache para despedir a un empleado

LA PRESENTADORA RECURRIÓ A UN MONÓLOGO SOBRE EL PARO

Un exempleado de la empresa de asesoría «Ventosas Hendrichs» ha demandado a la compañía por “despido improcedente” tras ser desvinculado de su fábrica mediante un comunicado en forma de monólogo entregado por la cómica Eva Hache. El empleado, Enrique Cisneros, considera que el método elegido por la empresa para comunicarle su despido atenta gravemente contra sus derechos como trabajador.

«No sé hasta qué punto es legal un comunicado de este tipo donde se habla menos de los términos del despido que de taxistas, exnovios y visitas al médico. Y además se me despide por falta de dinero y no sé yo qué es lo que habrá costado contratar a la Eva Hache para que me diga que estoy despedido», comenta el trabajador.

El despido tuvo lugar junto a la cafetera, donde suelen arremolinarse los trabajadores para celebrar los cumpleaños de los compañeros alrededor de bandejas de pastas. El jefe consiguió reunirlos usando como cebo una pequeña caja de bombones y, una vez estuvieron allí, presentó a la cómica, que arrancó enseguida con un monólogo. «Acabo de venir en taxi, ¿cómo son los taxistas, no?», dijo para empezar. Posteriormente se pasó media hora explicando lo difícil que es cambiar una rueda para concluir que «lo que no puede ser, no puede ser». Y de ahí pasó a despedir a Enrique. «Igual que yo no sé cambiar una rueda porque soy mujer, Enrique no sabe hacer informes trimestrales porque es un inútil», dijo.

Eva Hache pasaba de un tema a otro fugazmente y de una manera muy bien llevada, según señalan todos los testigos. «Estuvo hablando un buen rato sobre cómo reaccionaba su padre cuando ella era pequeña y le entregaba las notas… Y todo el mundo iba diciendo ‘es gracioso porque es verdad, a mí me ha pasao’. Y luego vino cuando me despidió. Y pensé, ‘es gracioso porque es verdad’. La verdad es que tardé un rato en asimilar lo que estaba ocurriendo», explica el afectado. «Estuve todo el rato sonriendo. Es que hay que reconocer que esta chica es graciosísima. Me reía incluso cuando, después de decirme que estaba despedido, iba haciendo chistes sobre chándals, oficinas del paro y demás».

«Lo de Enrique es como lo de tu novio que te dice ‘yo te aviso’ y luego ni te avisa ni nada. ¡Y su despido pues es igual, sin avisar!», decía la presentadora entre las risas de todos los trabajadores. Y controlando las pausas dramáticas y tras esperar que se apaciguaran las risas exclamó mirando a Enrique: «¡Y ahora vas y te lo tragas!». Para suavizarlo, eso sí, Eva Hache añadió «si en el fondo lo estás deseando malandrín, ya verás qué bien te lo pasarás viendo ‘Crímenes imperfectos’ por las mañanas». Enrique solo pudo asentir con la cabeza mientras reía. «Es gracioso porque es verdad, es lo que pienso hacer», repetía una y otra vez.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones