La cadena de librerías La Casa del Libro ha anunciado hoy que retirará de sus establecimientos todos los ejemplares escritos por el filósofo Friedrich Nietzsche cuyo contenido no se entienda. La decisión viene motivada por el aluvión de quejas vertidas por los clientes que, habiendo acreditado su comprensión lectora y el dominio del idioma, se han declarado incapaces de resumir la tesis principal de las obras de Nietzsche. “Compré ‘El origen de la tragedia’ y aún no sé qué ha pasado ni quién provocó la tragedia. Total, que al final resulta que la única tragedia es haber pagado por este timo”, explica uno de los primeros clientes defraudados, que ha cambiado el libro incomprensible por un simpático imán de nevera con la cara de Virginia Woolf.

“No solo falla el texto sino también la edición. Compré ‘Crepúsculo de los ídolos o cómo se filosofa con el martillo’ y no viene ni un esquema ni se habla de martillos ni nada. Por cómo escribe, es evidente que este señor no ha usado un martillo en su vida”, declara otro lector.

Los responsables de la franquicia aseguran que “siendo este filósofo un autor tan importante en nuestra cultura, contábamos con que sus libros cumplían la premisa fundamental de cualquier obra: la posibilidad de ser leída y comprendida. Hemos visto que no es así y pedimos disculpas a nuestros clientes”. La Casa del Libro se compromete asimismo a “revisar nuestro catálogo a fondo y retirar cualquier otra obra que no cumpla los estándares de calidad por mucho que esté firmada por un autor consagrado”.

“Los últimos libros de Borges son muy flojos. Les aseguro que este señor ha perdido un lector”, sentenciaba otro cliente en el foro de la web de La Casa del Libro. La sospecha de que hay otros muchos libros cuya inteligibilidad podría cuestionarse se extiende entre la comunidad de lectores. “He visto que en una estantería tienen un libro titulado ‘Los orígenes del totalitarismo’. Me parece una falta de respeto total y absoluta a todas las víctimas de los totalitarismos que se escriban libros sobre este tema para luego venderlos y obtener un beneficio económico. Lo siento pero hay temas con los que no se juega”, declaraba otro ciudadano “totalmente contrario a comprar libros de autores cuyo nombre ni siquiera soy capaz de pronunciar”.

La editorial Alianza, responsable de la edición española de los libros de Nietzsche que están siendo retirados, ha lamentado lo ocurrido y no descarta volver a publicar las obras con ilustraciones de Jordi Labanda y diagramas explicativos “que arrojen un poco de luz a la retórica un tanto torturada y deficiente del autor”.