- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Logra montar un chocho con piezas de Ikea

TAMBIÉN MONTÓ UN POLLO EN UN ASADOR

Esta mañana, Gabriel Fajardo ha sido expulsado de un establecimiento de la firma Ikea al ser sorprendido montando un chocho con piezas de varios muebles. “Hace tres meses también la lió montando un Cristo con tres estanterías Expedit. Se disculpó y me prometió que nunca más volvería a hacerlo”, admite su esposa. Fajardo, sin embargo, reconoce que se aburre mortalmente cuando acude a la tienda de muebles. “Mi mujer quiere que la lleve en coche pero, una vez allí, va a su aire y yo tengo que aguantar el coñazo, así que me harto y monto el chocho”, explica.

Gabriel se justifica diciendo que sufre hiperactividad. “No puedo estarme quieto y esto está lleno de piezas que me recuerdan a mis juegos infantiles”, declara. Varios empleados de Ikea aseguran que “el chocho que ha montado este señor es impresionante. Para volver a poner las cosas como estaban se necesitarán varias horas de trabajo. Dan ganas de dejarlo así y esperar a que alguien lo compre”. La esposa de Fajardo lamenta que “el empeño que ha puesto en montar el chocho desaparezca cuando le pido que monte los muebles que hemos comprado”.

Los responsables del establecimiento le han pedido a Fajardo que se abstenga de volver a Ikea, y más después de saber que el historial del cliente incluye la denuncia de un asador de San Sebastián de los Reyes en el que, presuntamente, Gabriel Fajardo habría intentado montar un pollo. «Yo esto ya no lo sé porque al asador va con sus primos. Pero no me extrañaría nada porque, cuando se juntan, no sé cómo se lo montan pero siempre acaban metiéndose en líos», declara la mujer de Fajardo.

No es la primera vez que un cliente es expulsado de un local de Ikea. Hace seis meses, una señora afectada por un brote de paranoia pegó a varias personas porque creyó que se estaba produciendo un ataque terrorista y quiso salvar los muebles.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.