Nuño se queja de que “el departamento de producción se niega a facilitarme los billetes y las dietas para el viaje, así que pienso hablar con Pedro Jota cuando salga de la ópera”. Muchos compañeros del reportero le apoyan y confiesan que “con la que está cayendo, somos muchos los que nos estamos yendo al Carajo. Al final habrá más periodistas allí que en las redacciones”.

“Deberían irse todos al Carajo”

Al ser consultado, el jefe de la sección de Internacional de El Mundo ha asegurado que Borja Nuño “es gilipollas” y ha animado a los compañeros “que le siguen el juego” a irse con él al Carajo. “Deberían irse todos al Carajo. Esto es lo que tendrían que hacer”, ha afirmado. La urgencia con la que el periódico El Mundo está convocando a su redacción para que acuda al Carajo ha trascendido a otros medios de comunicación, situando El Carajo en el foco de atención del gremio de periodistas.

“Hay una avalancha de profesionales que están siendo destacados al Carajo y ninguno de ellos tiene claro lo que está ocurriendo allí exactamente”, afirma un portavoz de la Asociación de la Prensa de Madrid. El Carajo es en estos momentos “trending topic” en la red social Twitter y la ciudadanía empieza a preguntarse qué ocurre en El Carajo y hasta qué punto afecta a España.