El enquistado conflicto entre israelíes y palentinos vuelve a agudizarse poniendo en jaque al Gobierno español. Las calles de la ciudad de Palencia se han llenado esta mañana de ciudadanos que, luciendo el tradicional pañuelo palentino, acudían frente a la catedral de San Antolín para quemar banderas israelíes tejidas previamente a mano. “El Estado de Israel no tolerará más ofensas”, advertía el Primer Ministro israelí, Benjamín Netanyahu. Pese a que la ministra española de Exteriores, Trinidad Jiménez, insiste en “no avivar este odio irracional”, el alcalde palentino Alfonso Polanco, del Partido Popular, se declara decidido a “levantar a la ciudadanía contra una opresión tolerada y consentida por nuestro propio gobierno”.

Mientras Netanyahu amenaza con bombardear Castilla y León, Polanco prepara a la población para la ofensiva: “No olvidemos que Israel cuenta con aviones de combate Phantom F4-E además de helicópteros Apache, Cobra y Blackhawk. Es decir, que no hay rival pequeño”. También asegura que “si se crecen, soltaremos a los toros”.

La tensión entre israelíes y palentinos ocupa en estos momentos las principales portadas de la prensa internacional. “Una aldea española empitona al orgullo israelí”, titula hoy The New York Times. La mayor parte de los analistas coincide en señalar que un enfrentamiento armado entre ambas comunidades podría afectar a una economía mundial ya suficientemente mermada. Por este motivo, el Gobierno español intenta calmar los ánimos y llama al orden al ayuntamiento palentino, que está recogiendo piedras y todo tipo de armas para hacer frente a una explosión de violencia que se da por segura.

“¡Que vengan, que vengan!”

El alcalde de Palencia se ha dirigido hace unas horas al pueblo palentino desde el canal autonómico de Castilla y León animando a “luchar por lo que es nuestro”. Ha declarado que el ejército israelí “está vendido” si decide irrumpir en territorio palentino, puesto que su conocimiento de la submeseta norte es nulo. “¡Que vengan si tienen cojones!” ha exclamado mientras, detrás de él, varios concejales agitaban banderas de la ciudad y fotografías del héroe local de la región, el piloto de motociclismo Palentino Rossi.

La Asociación Solidaridad España-Israel ha publicado una encuesta según la cual “el 80% de los palentinos ignora la historia del Estado de Israel y un 68% cree que los israelíes son religiosos con barba que hacen joyas”. Esta falta de conocimiento entre ambas comunidades dificulta, según la asociación, que “se abran canales de entendimiento para lograr la paz que llevamos persiguiendo desde tiempos inmemoriales”.