- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Perico pierde los palotes

PODRÍA TRATARSE DE UN ROBO

Según confirman fuentes policiales, Perico de los Palotes perdió sus célebres palotes ayer por la tarde en el centro de Madrid, justo cuando entró en un estanco para comprar tabaco. «Los dejó en la entrada del local porque por la puerta no pasaban y dice que cuando salió habían desaparecido», declara uno de los agentes que investiga el caso.

Algunos testigos afirman que vieron a Perico antes de entrar en el estanco y aseguran que ya no llevaba los palotes: «Noté que no era el mismo, que le faltaba algo. Luego me percaté de que iba sin palotes», cuenta una vecina. Dado el carácter disperso de Perico, la Policía da credibilidad a los testimonios y, aunque no descarta el robo, está interrogando al afectado para intentar que recuerde qué hizo ayer por la tarde. «Son unos palotes enormes, es difícil robarlos sin llamar la atención a no ser que los metas rápidamente en una furgoneta. Los perros solían jugar con ellos también», argumenta la Policía.

«Aparte de los palotes, Perico ha perdido los papeles», afirma un amigo de Perico de los Palotes, que explica que Perico se encuentra confuso y desorientado sin unos palotes que constituían parte de su esencia y parte también de la cultura popular española. «Es un acontecimiento gravísimo, a la altura de la polémica de los papeles de Salamanca», reconoce Roberto Barreda, historiador de la Universidad Complutense de Madrid.

El valor que podrían alcanzar en el mercado los palotes de Perico de los Palotes es incalculable. «Teniendo en cuenta que forman parte del folclore de nuestro país, podrían pagarse grandes sumas de dinero. Pero si piensas que son dos palos enormes de madera sucios e inútiles, entonces no valen un duro. Luego está el coste del transporte, que siempre va aparte», declara un agente policial especialista en robos.

Otro de los motivos que podrían haber originado el robo tiene que ver con el ruido que provocaba Perico de los Palotes cuando hacía chocar sus palotes o cuando golpeaba objetos con ellos. «A algunos les resultaba insoportable. Está claro que Perico tiene sus más y sus menos con gente de la comunidad, no se puede decir que sea amigo de todo el mundo. Ahora, sin los palotes, es mucho más vulnerable», reconoce el amigo de Perico.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones