- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Nace el primer servicio de taxis de izquierdas

LOS CONDUCTORES SE IDENTIFICARÁN CON UN PAÑUELO PALESTINO

Esta misma mañana, la empresa Transprogre Taxi SL ha presentado a los medios su primera flota de taxis con conductores de izquierdas. El servicio podrá solicitarse por teléfono y, de momento, se ofrecerá a los ciudadanos de la Comunidad de Madrid aunque la intención es ampliarlo a todo el territorio nacional. «Hasta ahora, podías pedir un taxi Mercedes pero no podías controlar que el taxista tuviera un enfoque ideológico con el que te sintieras cómodo. Casi todos escuchan Intereconomía o la COPE y sacan temas de conversación que obligan al cliente de izquierdas a mantenerse callado y a asentir para no buscarse líos», argumenta Joaquín Badesa, responsable del nuevo servicio. Los conductores de los taxis de izquierdas llevarán un uniforme que les identificará: «Chaqueta de pana y pañuelo palestino opcional en invierno, camisetas del Che Guevara o de la Gira de 2008 de Ismael Serrano en verano», explica Badesa.

La flota de taxis evitará modelos ostentosos con tapicería de cuero y otros extras que podrían considerarse frívolos. «Estuvimos valorando incluso la posibilidad de renunciar al aire acondicionado por el tema de la ecología», insisten desde Transprogre. En los taxis, aparte de las emisoras del grupo Prisa, también podrá escucharse música afín a la izquierda: «Tenemos el Pack Transición que incluye a Serrat, Sabina o Ana Belén y luego el Pack Rasta que incorpora temas de Jarabe de Palo, Pedro Guerra e incluso Bebe para los días más locos», declara Joaquín Badesa. Los derechos de autor que generen las canciones se destinarán «a alguna movida solidaria que está por determinar».

Los taxistas han tenido que aprenderse de memoria algunos enunciados clave para iniciar diálogos de izquierdas con los pasajeros. Entre ellos, destacan los siguientes:

– Puse Intereconomía el otro día y tuve que quitarlo.
– Mucho criticar a Zapatero pero mira lo que tienen en Valencia.
– Este calor que hace se lo debemos a los que pasan del Protocolo de Kioto.
– Me he puesto un piercing en el pezón derecho y si quieres te lo enseño.
– Tengo un bautismo laico el sábado y no sé qué chupa ponerme.

La iniciativa ha generado polémica en la clase política. Aunque el diputado de CIU Josep Antoni Duran i Lleida celebra «no tener que bajar del taxi durante los semáforos para hablar en catalán por el móvil», el líder popular Mariano Rajoy ha criticado el servicio «porque agrede la identidad y la tradición de todo un gremio profesional». También corre el rumor de que la empresa, al no encontrar suficientes taxistas de izquierdas, ha tenido que contratar a jóvenes sin experiencia procedentes de las Juventudes Socialistas. «Un taxi no es como una guitarra o como un bongo. Hay muchos pedales que coordinar, muchos conflictos que afrontar en pleno tráfico y para los cuales no sirven la palabrería y el diálogo. Con todos mis respetos, no creo que una persona de este perfil pueda asumir según qué responsabilidades», ha sentenciado el periodista César Vidal.