Según el último sondeo elaborado por la consultora Sigma Dos, el Partido Popular arrasaría en el Zoo de Barcelona, tradicional feudo socialista, obteniendo la mayoría absoluta en las próximas elecciones generales con el 49,3% de los votos y logrando 33 o 34 escaños (la mayoría absoluta se consigue con 30 escaños). La alianza entre el PSOE y la coalición Lepóridos por la Democracia (LPD) lograría entre 24 y 26 diputados. Convergència i Unió, en clara minoría desde el fallecimiento de Copito de Nieve, alcanzaría el 9,1% de los votos por lo que se situaría justo por detrás de Iniciativa Herbívora, liderada por la jirafa Reme. Los socialistas atribuyen la debacle a la crisis económica y a la notoria influencia de Awali, un gorila de más de 200 kilos y 13 años, que decidió apoyar sin reservas a los populares en defensa de “una democracia de pelo en pecho”.

“Es el resultado de un proyecto sólido que quiere aportar estabilidad a una comunidad sumida en el salvajismo, la anarquía y la falta de valores desde la muerte de Copito. Los residentes del zoo de Barcelona lanzan un mensaje claro: menos discurso ecologista y más comida”, explica el líder de los populares, Mariano Rajoy. Otros analistas como Dolores Parmalat, portavoz en España de la protectora de animales PETA, argumentan que “el abstencionismo promovido por el sector de las hienas, instaladas en el desprecio crónico de la política, ha calado también entre la mayoría mamífera e inclinó a los cetáceos a favor de un gobierno carnívoro, algo que no se había visto antes”.

El sondeo retrata un panorama dominado por el monopartidismo, concretamente por siete monos araña de manos negras, trece monos de culo rojo y un Macaco del Tíbet. La Asociación Ibérica de Zoos y Acuarios ha expresado su preocupación “por la más que probable instauración de un equipo de gobierno integrado casi exclusivamente por machos” y ha pedido al partido que asuma el mando tras las elecciones “mano dura contra los ataques homófobos que han venido sufriendo los pavos reales de pecho azul”.