- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El oso de Caja Madrid huye con todo el dinero

TENÍA ACCESO A TODAS LAS CLAVES DE SEGURIDAD

Todas las alarmas saltaron ayer por la noche cuando las más de dos mil oficinas que Caja Madrid tiene repartidas por toda España perdieron el contacto con la base de datos central. Los cajeros han dejado de suministrar efectivo, las tarjetas se encuentran inoperativas y el dinero de los clientes es inaccesible incluso para los propios responsables de la entidad. «Ha sido el oso, nos la ha jugado pero bien» admitía esta mañana Rodrigo Rato, presidente de Caja Madrid, que ha pedido ayuda al Gobierno «para evitar un descalabro sin precedentes en la economía de los españoles».

La Policía cree que Caja Madrid «se arriesgó mucho dejando que el oso estuviera presente en todas las operaciones bancarias porque esto le dio acceso a las claves de seguridad». Rato admite el error pero argumenta que «este animal era la insignia de Caja Madrid, era inconcebible que algo así ocurriera». Sin embargo, la irrupción de Bankia como nueva marca comercial debilitó la autoestima de la mascota, que ha acabado traicionando la confianza de todos.

«Este oso no tenía maldad ninguna. Entrabas en tu oficina virtual y le veías en un rincón, observando desde la distancia, transmitiendo con su serenidad que todo iba bien. Me siento como un padre abandonado en la calle por sus propios hijos», ha reconocido el vicepresidente de la caja de ahorros, Virgilio Zapatero.

Aunque algunos acusan a los responsables de Caja Madrid de haber arrinconado al oso para centrarse en la presentación de Bankia, Rodrigo Rato insiste en que «quedó muy claro que ambas marcas iban a convivir sin problemas y que el oso seguiría siendo tan importante como siempre». Los directivos de la entidad están preparando un vídeo emotivo en el que pedirán al oso «que vuelva con los suyos y que no sucumba al traicionero encanto del dinero porque con nosotros siempre tuvo y tendrá lo que necesite. Sobre todo, tendrá una familia», ha declarado Rato visiblemente conmocionado.

«¿Adónde va a ir un oso con tanto dinero? Volverá. Ha sido una maniobra para demostrar que sigue siendo decisivo», ha dicho la ministra de Economía, Elena Salgado, ante los medios. En estos momentos, la Policía está interrogando a Rizo, el erizo de la compañía de seguros, porque al parecer tenía línea directa con el sospechoso.