- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

La Policía Nacional completa con éxito la Operación Bikini

EL CUERPO DE LA POLICÍA ES AHORA MISMO UN CUERPO DIEZ

La Policía Nacional ha dado por concluida esta mañana la llamada Operación Bikini, en la que han participado agentes de todo el país durante más de seis meses. «Hemos estado vigilando de cerca esos kilitos de más, efectuando controles periódicos en la dieta y confiscando todo tipo de sustancias y alimentos perjudiciales» ha explicado Juan Feijoo, uno de los agentes responsables de la misión que reconoce haber perdido «esos michelines que me obsesionaban».

A diferencia de otras actuaciones policiales, en la Operación Bikini los agentes han tenido que luchar contra sí mismos y mantenerse alerta incluso cuando no estaban de servicio. «Ha habido momentos de tensión, chivatazos y peleas. Uno de nuestros hombres adelgazó veinte kilos y se volvió insoportable. Cambió de amigos y se fue con los más ‘guays’. Hubo que apartarle un tiempo porque creaba envidias entre sus compañeros, se pasaba el día comparando tallas y fomentando habladurías», admite Feijoo. Aunque habrá que estar alerta al menos hasta el próximo mes de junio, se ha logrado que el cuerpo de la Policía Nacional sea ahora «un cuerpo diez».

«Crees que estás bien pero no lo estás. Siempre puedes estar mejor, incluso estando en tu peso. Porque no se trata sólo del peso. Se trata de estar tonificado, se trata de tener las curvas más definidas, de hacer ejercicio y estar musculado. Tú te lo notas y los delincuentes también te lo notan. Y te sientes mejor. Y te sientes más libre, más feliz y más policía», afirma uno de los miembros del cuerpo, ahora conocido popularmente como «cuerpazo».

En la rueda de prensa, la Policía ha mostrado a los periodistas parte del material confiscado en la Operación Bikini, incluyendo 450 kilos de bollería industrial, cientos de pizzas precocinadas, bolsas de patatas fritas e incluso falsas cajas de cereales con fibra que contenían en su interior cortezas de cerdo. «Llevaos esto de aquí porque me pone enfermo. Solamente el olor ya me marea», ha insistido el agente Feijoo, que no descarta «iniciar ahora una Operación Lifting para reafirmar la piel y conseguir que esté más tensa después del adelgazamiento».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu apoyo para poder construir la Verdad entre todos

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones