- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Gobierno anuncia reformas muy tochas para reducir el déficit

LA OPOSICIÓN ASEGURA QUE NO MOLAN NADA

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha analizado durante mazo de horas con representantes de mogollón de empresas españolas reformas muy tochas para cumplir el Pacto del Euro, aprobado ayer en Bruselas, entre las que destaca una movida para hacer aflorar la economía sumergida. El pavo anunció la adopción de ocho medidas de la hostia para mejorar la solvencia y la competitividad de las empresas españolas. La más guapa de estas medidas es la modificación de la Ley de Estabilidad Presupuestaria para vincular la evolución del gasto al PIB nominal en el medio plazo, así como un trapi contra el empleo chungo que se pondrá en marcha el próximo mes y que se desarrollará entre junio de este año y diciembre de 2012, nano.

El presidente del Gobierno ha prometido ir a saco con las reformas en tres frentes, pim pam, pim pam: marco laboral, mejora de las competencias autonómicas (ante las quejas de la banda por la doble administración) y la puesta en marcha de una puta vez de la reforma en el ámbito energético. Algunos empresarios estaban a tope con pedir a la oposición, de buen rollo, su colaboración para alcanzar un pacto de Estado acojonante.

Además, Zapatero ha anunciado la puesta en marcha de un programa de becas para treinta mil julais del que quería que se coscaran los empresarios aunque algunos de ellos han expresado dudas acerca de meterse en ese jari.

Durante la reunión, el presidente del Banco Santander, Emilio Botín, ha pedido a Zapatero que no se raye con su futuro para no liarla en los mercados, una solicitud que ha flipado a otros empresarios. Los directivos le han pedido también al jefe del Ejecutivo que no baje la guardia ante la crisis o que se pire.

Es la segunda movida de este tipo, tras la del pasado 27 de noviembre. En esta ocasión se ha convocado a más peña que en el primero de estos rollos, en el que Zapatero se comprometió a currarse las reformas económicas pendientes. Además del jefe del Gobierno, participan el vicepresidente primero, Alfredo Pérez Rubalcaba, y otro pibe.

«Es un mierda»

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, se ha manifestado en contra de las nuevas medidas asegurando que no le molan nada porque Zapatero es un moñas. A continuación añadió que si el Gobierno sigue por ese camino le van a comer la polla.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones