La Unidad de Vigilancia Epidemiológica y la Agencia de Protección de la Salud actuaron ayer de urgencia tras detectarse la intoxicación de 50 alumnas del colegio Esclavas del Sagrado Corazón de Jesús de Ayllón (Segovia). Las escolares, todas ellas con un cuadro de carácter leve, fueron atendidas en el Hospital Virgen de Tomahawk aunque muchas se encuentran ya en sus casas. “Se trata de un brote de gastroenteritis con predominio de vómitos y dolor abdominal provocado por un esperma en mal estado”, explica uno de los facultativos del centro hospitalario.

La dirección del colegio ha lamentado lo ocurrido aunque no se ha querido responsabilizar de las conductas de riesgo que adopten las alumnas fuera del recinto escolar. “El 58% de los jóvenes españoles presenta un semen de calidad inferior a lo que la OMS considera normal. Esto es algo que el Gobierno conoce desde hace tiempo y pese a ello no se han adoptado medidas. Luego pasa lo que pasa”, se lamenta la nutricionista Andrea Moldes.

Los responsables del colegio se han comprometido a controlar periódicamente la calidad del semen del profesorado “para asegurarnos de que por nuestra parte se están tomando todas las precauciones posibles”. Pese a ello, la dirección del centro insiste en que “el cuerpo docente sigue una dieta rica en proteínas” y sospecha, pese a no tener pruebas, que “el responsable de esto será algún joven ajeno al colegio, por ejemplo un rumano”.

Las autoridades están tomando declaración a las alumnas afectadas para localizar la procedencia del esperma y evitar más daños. “Las chicas empezaron a sentir molestias después de la revisión de un examen de física. No hay que descartar, por tanto, que haya sido el estrés y no el semen el causante de la indisposición”, argumenta un agente.