El ex teniente coronel Antonio Tejero, de 79 años, planeaba desde hace unos meses introducirse en la red social Facebook y dar un golpe desde su estado. “Pretendía lanzar un mensaje desde su perfil personal que calara entre la juventud y que hiciera temblar los cimientos de la democracia”, ha explicado un agente de la Guardia Civil. Al no disponer de conocimientos sobre Internet e informática en general, Tejero solicitó el apoyo de varios miembros veteranos de la Benemérita, uno de los cuales traicionó su confianza y puso sobre aviso a las autoridades. Éstas han decidido desvelar la trama justamente hoy, cuando se cumplen 30 años del asalto de Tejero al Congreso de los Diputados.

“Hemos hablado con los responsables de Facebook en España y ahora Tejero no puede comentar en el muro de los demás. Está condenado a darle a ‘Me gusta’ o a subir fotos con el móvil”, explica la Guardia Civil. El ex teniente coronel disponía también de una cuenta en Twitter, ya cancelada, en la que enlazaba artículos de Libertad Digital y escribía mensajes como “Ahora que me he tomado cuatro vinos puedo decir mi mensaje: ‘¡Al suelo todo el mundo!'”.

Las autoridades también han podido saber, por mediación de la Casa Real, que Antonio Tejero había enviado numerosos mensajes privados al Rey solicitando su colaboración. Como el monarca decidió no responderle, Tejero optó por desagregarle de Facebook y buscar apoyo en Forocoches, donde no tuvo tiempo de reclutar a nadie.