El Ministerio de Defensa ha comunicado esta mañana en una rueda de prensa que el Ejército Español de Tierra dispondrá a partir del mes que viene de 15 nuevos blindados que incorporan las últimas tecnologías en confort y calidad de marcha. “La idea es que estos nuevos tanques Seat León acaben sustituyendo a los actuales Leopard 2A6E. Es una inversión necesaria que a la larga se traducirá en menos gasto de combustible, más seguridad tanto para el soldado como para el objetivo militar y, sobre todo, menor impacto ambiental”, ha declarado un portavoz de Defensa.

El nuevo León ya fue elogiado en el último número de la revista “Tanque Actual”, que destacaba especialmente la incorporación en el equipamiento de serie de un reproductor de Mp3 y lector de tarjeta de memoria, cierre centralizado por control remoto, posavasos en el salpicadero y contador digital de bajas.

“La sensación de calidad se percibe nada más tomar asiento en las magníficas banquetas de cuero diseñadas por Recaro. Se puede elegir entre el acabado de madera de nogal para el soldado veterano o bien el kit Sport metalizado si se prefiere un aire más agresivo y joven”, informaba la publicación.

En las pruebas realizadas en circuito cerrado, destacados miembros de las Fuerzas Armadas han podido comprobar las ventajas de los nuevos blindados. “La entrada en curva es una delicia y la insonorización del habitáculo es perfecta. Puedes tener a un moro gritándote consignas con la cara empotrada en el parabrisas y ni siquiera tienes que subir el volumen de la radio. Yo, que he conducido Seat toda la vida, me veo obligado a reconocer que esto es otro nivel”, admite el general Padilla, aunque añade que “lo jodido ahora es que no te lo rayen, porque en el campo de batalla hay mucho hijo de puta que disfruta fastidiando al que tiene más, por pura envidia”. Temiendo también que se llenen de polvo, muchos soldados piden que no se retiren las fundas de plástico de los asientos “al menos durante un mes” y que en las primeras operaciones “se nos permita invitar a novias y amigos por aquello tan español de fardar a lo grande”.

“El enemigo se acercará sólo para ver los nuevos tanques”.

Defensa asegura que la presencia de los nuevos Leo Sport Coupé en el campo de batalla “atraerá la atención del objetivo militar hasta el punto de que no descartamos que algún soldado enemigo se aproxime y pida conducirlos. Obviamente no cederemos, pero ya veréis cómo lo piden porque siempre hay alguien que no puede resistirse. Es increíble cómo se olvidan las rencillas en estos casos. A los soldados les vuelven locos estos trastos sean del bando que sean. Unos fardan y los otros flipan. En fin, son como criaturas pero es algo muy humano que hay que comprender”. La ministra ha terminado su intervención afirmando que se siente “orgullosa de tener unas Fuerzas Armadas que huelen a nuevo”.