- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Hackean la web del Pentágono para cambiar una coma

EL ASALTANTE LLEVABA AÑOS CORRIGIENDO DOCUMENTOS CLASIFICADOS

Todas las alarmas saltaron ayer por la noche cuando se descubrió que alguien había accedido al editor de la web del Pentágono violando las contraseñas de seguridad. Tras analizar el alcance de la intrusión, las autoridades estadounidenses concluyeron que sólo se había modificado uno de los textos explicativos de la página, relativo a las visitas guiadas, el cual tenía originalmente una coma mal puesta.

Hace apenas dos horas, el intruso ha sido detenido y ha corroborado que el objetivo del ciberataque no era otro que «enmendar este terrible error gramatical que ofendía a los americanos y ofrecía una imagen pésima». El arrestado alega también que había solicitado «reiteradamente, con educación y por correo electrónico» que alguien corrigiera el error. Como no obtuvo respuesta, decidió pasar a la acción. «Sabemos que llevaba años actuando en secreto, corrigiendo faltas de ortografía y de expresión en documentos clasificados. Incluso cambió el apellido del verdadero asesino de Kennedy porque estaba mal escrito», explica un portavoz del Pentágono.

El propio Barack Obama ha asegurado que el ciberataque es «una afrenta gravísima que demuestra que hay que reforzar la seguridad del Pentágono pero sobre todo mejorar la calidad ortográfica y gramatical de los informes secretos. Que los lean cuatro privilegiados no quiere decir que podamos pasar de todo, escribir con mala letra y olvidarnos del diccionario». El mismo hacker ha insistido en que «tardaron años en escribir bien el nombre de Bin Laden, por no hablar de Mohamed Atta. A veces escribían el nombre con dos emes, a veces con una, y tardé mucho en uniformizarlo todo sin ser descubierto. Me pareció también de mal gusto que incluyeran emoticonos en los informes del 11-S y por eso los eliminé».

Aunque lamenta haber sido atrapado a raíz de una corrección tan insignificante como la de una coma mal puesta, que «no hace justicia al trabajo que llevo años haciendo en la sombra», el atacante afirma que lo que más le preocupa ahora es que nadie supervise «con el debido cariño» la ortografía de los documentos secretos.

A raíz de lo ocurrido, el periodista Julian Assange, responsable de Wikileaks, ha asegurado que muchos de los documentos que filtró desde su página web «estaban repletos de redundancias, expresiones vulgares y a veces tenían también manchas de café». Obama promete que «nuestro lenguaje en la sombra será impecable aunque tenga que revisarlo todo yo personalmente».

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones