- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

ETA secuestra un SEAT Panda

AMENAZA CON RAYARLO EN UN PLAZO DE 48 HORAS

La banda terrorista ETA secuestró ayer un SEAT Panda azul del año 1982, con matrícula de Portugal, y amenaza con rayarlo en el plazo de 48 horas si el Gobierno no admite, rotundamente y por escrito, que confía en el alto el fuego de la banda porque «hemos cambiado y ellos lo saben». La exigencia viene motivada por las declaraciones del ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, quien se mostró escéptico ante la posibilidad de una tregua definitiva.

«Es absurdo que quieran ganarse la confianza del Gobierno adoptando, de nuevo, una actitud violenta. Porque estoy de acuerdo en que es sólo un SEAT Panda, pero constituye igualmente un chantaje a la democracia y, por lo tanto, están practicando el terrorismo como han hecho siempre. Si realmente quieren que creamos que van en serio, deberían organizar una comida popular o algo así en vez de continuar amenazando», insiste el ministro.

La banda considera que el secuestro del coche es «una herramienta de presión que no se puede considerar violenta, aunque sí queremos dejar claro que vamos a rayar ese coche con una navaja como no se acepten nuestras condiciones en un plazo de 48 horas», asegura ETA en un comunicado. Mientras las autoridades perfilan una estrategia de negociación, la Ertzaintza intenta averiguar, con la colaboración de la policía portuguesa, de quién es el coche y qué valor podría alcanzar en el mercado de segunda mano. «No entendemos por qué se nos ha convertido en objetivo de esta absurda guerra pero no vamos a ceder al terror de los violentos», declaraba esta mañana el presidente portugués, Aníbal Cavaco.

El sector del automóvil ha recibido con inquietud la noticia del secuestro y son muchos los ciudadanos que temen ser víctimas de los etarras. «Al salir del trabajo no estaba mi coche donde lo dejé, y es un SEAT. Lo primero que he pensado es que habían sido ellos. Luego resulta que se lo había llevado la grúa, pero esos momentos iniciales de pánico hacen que te lo replantees todo, que pienses en huir del país o en pagar el impuesto revolucionario», admite un testimonio.

Por el momento, las autoridades creen que no hay que temer por la integridad del coche, aunque si el secuestro se prolonga más de lo debido podría quedarse sin batería y la presión de los neumáticos podría descender. «Esperamos que no hagan ninguna barbaridad y que el asunto pueda resolverse por la vía pacífica. Es un coche fiable y sólido, confiamos en que aguantará en esta lamentable situación», apunta Rubalcaba. El ministro también ha dicho que no descarta que el coche pertenezca a la propia banda y que, por lo tanto, no haya sido sustraído. «En ese caso, no habrían secuestrado el coche. Simplemente lo tendrían aparcado en algún sitio haciéndole fotos para que nos asustemos», ha aclarado.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.