- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Detienen a un pederasta por fumar delante de un menor

"ERA EL TÍPICO CIGARRILLO DE DESPUÉS DEL COITO", SE DEFIENDE EL ACUSADO

El pederasta alicantino Antonio Malardo fue detenido ayer por la tarde por encender un cigarrillo en presencia de un niño de apenas cinco años de edad. «En casa nadie fuma y siempre hemos cuidado mucho este tema. Te das cuenta de lo desprotegido que estás cuando un desconocido engatusa a tu hijo y lo secuestra para practicar el tabaquismo», se lamenta la madre de la criatura. Después de llevarse al niño a su casa y hacer lo suyo, el pederasta encendió un cigarro de la marca Ducados y el olor alarmó a los vecinos.

«Sabemos que siempre está con críos y por eso nos llamó la atención ese olor a tabaco», explica uno de los testimonios. Cuando la Policía irrumpió en el domicilio del pederasta, Malardo ya había acabado de fumar pero la colilla aún se encontraba, humeante, en el cenicero de la mesita de noche.

Las autoridades vistieron al niño y se lo llevaron a casa mientras interrogaban al acusado, que alega que «un cigarrillo en la cama después del coito es lo más normal del mundo y los más pequeños ya están acostumbrados a verlo en las películas». También insiste en que en ningún momento le echó el humo a la cara a la víctima. «De hecho estábamos los dos mirando al techo, relajados», aclara.

El sociólogo Andrés Valente, de la Universidad de Valencia, advierte que «de un tiempo a esta parte la pederastia se ha desvinculado de los valores que tenía en la Grecia clásica, cuando el concepto de ‘paideia’ incluía no sólo tocamientos y diversión sino también la inculcación de valores cívicos». Valente anima a que los pederastas traten a las criaturas «con un poco más de cariño» para no caer «en la cosificación de la infancia».

Según datos de la OMS, los menores que se acuestan con adultos tienen un 60% más de posibilidades de caer en el tabaquismo, aunque en algunos casos la práctica intensa y regular de la pedofilia puede ayudar a superar la adicción a la nicotina. «Es cuestión de evitar esos momentos de relajación tras el coito en el que apetece mucho un cigarro. La actividad continuada aleja a la mente de la tentación», declara un portavoz de la institución.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones