- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El abrefácil de una lata de atún causa decenas de amputaciones

ESPECIAL AMPUTACIONES

Cientos de consumidores han interpuesto una demanda conjunta contra una marca de conservas por el nuevo abrefácil que la empresa ha implementado en sus latas de atún y de berberechos. El nuevo sistema de apertura consiste en una pequeña carga de explosivos que, en teoría, hace que el proceso de abrir las latas sea tan sencillo «como abrir un sobre de papel o demoler un edificio pequeño», según reza la publicidad que acompaña a los nuevos envases. La marca reconoce ahora que quizá algunas latas contenían demasiada nitroglicerina y promete que en adelante se reducirá su cantidad para que no ocurran incidentes similares.

Aparte de perder dedos e incluso la mano entera, algunos de los usuarios afectados se quejan de que el atún les ha salpicado todo el rostro impregnándolo de un olor penetrante y muy difícil de eliminar. La mayor parte de las latas, sin embargo, ni siquiera se han abierto tras la explosión.

«Yo tendré que volver a reformar prácticamente toda la cocina: la mesa en la que reposaba la lata voló por los aires y se clavaron todas las maderas en las puertas de los armarios. Mi brazo derecho todavía tenía agarrado el trozo de pan con el que me iba a hacer el bocadillo cuando una vecina lo encontró en la calle», explica una afectada. «Había salido por la ventana disparado. Eso sí, la lata permaneció intacta, chamuscada y tal, pero ni se abolló. Parecía que me miraba con sorna mientras yo me retorcía de dolor. No entiendo por qué han recurrido a los explosivos para las latas de atún; con las de espárragos aún, que son las realmente difíciles», añade.

Pese al fracaso del nuevo abrefácil, la industria alimentaria está de enhorabuena al trascender el caso de una señora de Bilbao que, hace una semana, consiguió abrir un paquete de arroz sin que se le cayera un solo grano al suelo.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones